centralA través de un comunicado, los estudiantes de la Universidad Central explicaron las razones de la toma iniciada durante la medianoche de este lunes, argumentando que, a lo largo de la historia de la institución, se han conocido numerosos casos de irregularidades que dan cuenta “de un escenario de corrupción contrario a los valores profesados por la misma universidad”.

Los universitarios iniciaron la ocupación del recinto ubicado en Lord Cochrane 417 asegurando que, pese a que se ha avanzado en acuerdos históricos, las demandas actuales han sido ignoradas y desplazadas por las autoridades hacia instancias no resolutivas.

“Es por lo anterior que, al día de hoy, todas las carreras de la UCEN están paralizadas, éstas han formado un diagnóstico global-universitario, por facultad y por carrera. Por otro lado, es la realidad de los estudiantes de derecho quienes, en conversación con las autoridades de la Universidad Central, han agotado las instancias posibles de diálogo recibiendo por respuestas la más absoluta intransigencia, puesto que niegan el diagnóstico de errores e irregularidades en esta carrera. Es por esto, que nos vemos en la necesidad de tomarnos el edificio Gonzalo Hernández Uribe como método histórico del movimiento estudiantil, para generar la presión necesaria y ser tomados en cuenta lo antes posible”, comunicaron.

Además, hicieron un llamado al resto de la comunidad estudiantil a participar del movimiento, asistiendo a las asambleas y formando parte activa de la toma: “Solo actuando de forma unida podremos resolver lo antes posible esta crisis, limpiando nuestra Universidad de la corrupción y la consiguiente democratización. Queremos dejar de ser la Universidad de Dávalos, de los truchos y de los corruptos. También recuperar nuestro prestigio como casa de estudios, de la que somos parte pagando altísimos aranceles y endeudándonos por largos años”, consignaron.