El gobierno reaccionó rápidamente ante las declaraciones -emitidas en redes sociales- de Érika Silva, ex asesora de Sebastián Dávalos y hasta ahora, jefa de gabinete de la Dirección Sociocultural de la Presidencia.

Silva culpó directamente a Rodrigo Peñailillo de tener responsabilidad en el mal manejo comunicacional y político tras el destape del caso Caval.

“El Jefe de Gabinete Subrogante del Ministro Peñaillilo, me dijo a mí y a mi equipo que “No debieran volver de vacaciones”. Que se deberían dar señales de normalidad. Sebastián Dávalos me dijo: “La Presidenta dice que se hace lo que el Ministro Peñailillo diga y tú vas a hacer lo que ellos digan”. Yo y mi equipo obedecimos“, escribió en su cuenta de Facebook personal.

Tras sus declaraciones, el gobierno decidió removerla del cargo, mientras que La Moneda organiza el cambio de gabinete que será anunciado esta tarde.