La entrevista de Bachelet con Mario Kreutzberger, emitida por Canal 13 durante el pasado miércoles, selló el primer punto de quiebre definitivo en el gobierno. En medio de la conversación, la Presidenta anunció que pidió la renuncia de todos sus ministros y que tomaría un plazo de 72 horas para definir quiénes se quedan y quienes abandonan La Moneda.

Extendido el plazo autoimpuoesto el misterio finalmente, fue develado: tras un duro período para el oficialismo, luego del destape del caso Caval y sus vínculos con el hijo de la Presidenta, el titular del Interior, Rodrigo Peñailillo, abandona su puesto para ser reemplazado por Jorge Burgos (DC), quien deja la cartera de Defensa.

A su vez, el equipo político se modificó y quedó conformado por Marcelo Díaz (PS) en la Vocería de Gobierno, Jorge Insunza (PPD) en la Secretaría General de la Presidencia en reemplazo de Ximena Rincón. y Rodrigo Valdés en la cartera de Hacienda.

En tanto, el resto de equipo ministerial quedó compuesto por  Marco Barraza (PC) en Desarrollo Social, Ernesto Ottone en el ministerio de Cultura, Ximena Rincón (DC) en el ministerio del Trabajo, José Antonio Gómez (PRSD) asume en Defensa y Javiera Blanco ocupará la cartera de Justicia.