Carolina Goic, senadora y vicep6DIPUTADA_CAROLINA_GOIC_03GLresidenta de la DC, comentó hoy el documento elaborado por los senadores de la Falange que realiza definiciones en torno a los temas prioritarios de la agenda, entre ellos, el proceso constituyente anunciado por la Presidente Michelle Bachelet.

En diálogo con Radio Cooperativa, Goic informó que la colectividad reunió a un grupo de constitucionalistas para realizar una propuesta que será sometida a debate entre sus filas.

La senadora afirmó que “como Democracia Cristiana queremos ser partícipes” del proceso constituyente anunciado por la Presidenta, y añadió que “para eso hemos constituido un grupo de trabajo con destacados camaradas constitucionalistas, encabezado por Patricio Zapata, y esperamos que nos puedan entregar un documento para ser debatido en el consejo nacional para tener un planteamiento como DC en esta materia”.

El documento, firmado por los senadores Perdro Araya, Andrés Saldívar, Ignacio Walker, Manuel Antonio Matta, Jorge Pizarro y Patricio Walker, además de la misma Carolina Goic, también define como prioritarios temas como la reforma laboral y educativa, pero entrega su respaldo a los cambios propuestos en materia de probidad por parte del Gobierno.

“Hemos definido una agenda con diversos proyectos, no es solo uno el que nos resuelve el problema. Frente a los actuales casos que hemos conocido públicamente de posibles delitos, que la justicia actúe”, indicó.

“Además asumir los vacíos que tiene nuestra legislación y en eso hay temas que tienen que ver con el Parlamento, ayer discutíamos cómo mejorar las declaraciones de patrimonio e intereses, hasta cómo se establecen sanciones que duelan frente a incumplimientos graves de la ley electoral, como la pérdida del cargo“, enfatizó la senadora de la DC.

La jefa de bancada de los senadores de la DC recalcó que “tenemos que revisar cómo se financian las campañas y cerrar ahí vacíos de la legislación y en el ámbito de los negocios en cómo se establecen mayores exigencias que garanticen una línea que separe con claridad la intervención posible de los negocios en las decisiones de la política”.