Luego de la jornada de movilización nacional por la educación convocada por distintos actores para hoy jueves 14 de mayo,  los medios de comunicación y las organizaciones sociales se volcaron a poner los ojos sobre el lamentable asesinato de dos jóvenes en Valparaíso que participaron de la marcha.

funa-730x350

Se trata de Exequiel Borbarán (18), y Diego Guzmán Farías (25), militante del comunal Quillota de las JJCC. Ambos se encontraban, según las informaciones preliminares, pegando un panfleto en una fachada cuando fueron amedrentados violentamente por el dueño del inmueble. Momentos después fueron baleados presuntamente por su hijo de 22 años, que se encuentra detenido a la espera de la investigación.

Estos hechos han sido condenados enérgicamente desde muchas veredas: el Gobierno, en voz del minisitro del Interior, anunció la presentación de una querella criminal por el delito de homicidio contra quienes resulten responsables, además de solicitar al fiscal nacional la designación de un fiscal preferente para aclarar lo acontecido.

Por su parte, la presidenta de la FECH, Valentina Saavedra, lamentó lo ocurrido en la ciudad puerto y sentenció: “la propiedad privada no puede estar por sobre la vida”.

Principios para una Nueva Educación

La Confech evaluó positivamente esta jornada de movilizaciones, que se caracterizó por impulsar la propuesta programática que han desarrollado y por criticar duramente a los políticos involucrados en casos de corrupción.

Para el presidente de la Federación de Estudiantes de la U. Diego Portales, Nicolás Fernández, el escenario es claro: “acá existe una clase política que no nos permite decidir, al conjunto del movimiento social, la educación que queremos para nuestro país”.  Y es que una de las falencias que le han hecho ver al gobierno es la falta de voluntad política para incorporar en la reforma los planteamientos emanados desde el mundo estudiantil y social en general.

“Hoy deciden más los bolsillos de los empresarios y sus intereses que las necesidades que se posicionan desde los distintos actores de la sociedad”, agregó. “La Confech está proponiendo un nuevo Sistema Nacional de Educación Pública, que también incluya a las privadas, con democracia en todos sus establecimientos”.

2761257_n_vir1

Para la presidenta de la Fech, Valentina Saavedra, “el movimiento social está avanzando y lo hace más vivo que nunca”. En la antesala de la cuenta pública que debe realizar la presidenta el 21 de mayo, el llamado de la dirigenta es a dar claridades: “es necesario que explique cuáles son las voluntades reales para construir esta reforma educacional. Con quién quiere construirla y qué intereses quiere resolver ahí. Hemos planteado que nuestro pilar fundamental es el fortalecimiento de la educación pública, y ha pasado un año de gobierno y es de lo que menos se ha hablado”.

La gratuidad en la educación, democracia en los establecimientos, el fin al lucro, una nueva profesión docente y condiciones laborales dignas son los cinco elementos que, de acuerdo a la Confech son necesarios para avanzar a concebir la educación como un derecho social.

El pasado lunes el proyecto de ley presentado por el gobierno tuvo un 96% de rechazo en el profesorado, luego de pasar dos meses en mesas de trabajo bilaterales. “El profesorado está muy consciente de que esta carrera es un daño a la profesión docente y por eso está en las calles hoy día. Y va a seguir estando”, declaró Mario Aguilar, dirigente del Colegio de Profesores.

Saavedra proyecta durante los próximos meses movilizaciones conjuntas, tanto con actores de la educación como con otros sectores de trabajadores: “Nosotros apostamos a un proceso de movilización ascendente. Partimos con algunas concentraciones, esta esla segunda marcha nacional por la educacion. En “la Chile” nos tomamos la casa central, y esperamos que estas acciones sirvan para el inicio de otras iniciativas desde otros espacios y compañeros. Seguimos trabajando en unidad, movilizados, y proponiendo”.