cannabis medicinalUna carta en rechazo a la designación de Mariano Montenegro como director del Servicio Nacional de Drogas y Alcohol (Senda) hizo pública la ONG Cultiva Medicina, criticando el perfil prohibicionista del psiquiatra que fue asesor del Conace durante el periodo en el cual la marihuana pasó a formar parte de lista de drogas duras.

La ONG que se define como “una agrupación sin fines de lucro, conformada por personas naturales que de forma desinteresada se dedican a informar a la ciudadanía sobre cannabis medicinal”, publicó en su sitio web el escrito, en el que lo critican por formar parte fundamental en la “fracasada política de drogas”.

“Para quienes no lo conocen, Mariano Montegero es psiquiatra de la Universidad de Chile y fue asesor del Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes (CONACE, antecesor del actual SENDA) en los gobiernos de la Concertación. Estuvo entre 2000 y 2010 trabajando para el gobierno en materia de política de drogas y es catalogado como uno de los principales responsables del paso de la marihuana a la lista 1, de drogas ‘duras’, y de una fracasada política de drogas“, criticó la ONG.

“Su trayectoria ha sido marcada por una gestión ineficaz que no ha sido capaz de cumplir los objetivos generales ni sanitarios del país. Este deficiente desempeño se puede observar que entre los años 2006 y 2012 la prevalencia de personas dependientes a las drogas (más conocido como “adictos”) aumentó, en el caso de la cocaína del 29,4% al 33,8%, y la dependencia a la pasta base subió de 52,2% al 57,7% (Ref. Décimo estudio nacional de drogas en población general de Chile, 2012).
La postura contraria del sr. Montenegro a la despenalización del autocultivo de cannabis ha logrado mantenerla y respaldarla en su condición de médico psiquiatra”, agrega la misiva.

“Sin desmerecer el grado académico, su discurso como especialista se ha basado en evidencia científica sesgada por prejuicios personales, seleccionando como respaldo científico sólo aquellos estudios que muestran daños asociados al consumo de cannabis, y así justificar su postura contra del autocultivo. Sin embargo, está ignorando la gran gama de investigaciones que han podido demostrar beneficios del cannabis medicinal, igual o más válidas que los estudios prohibicionistas”, aseguran.

Según la ONG, con este nombramiento la señal de la Presidenta Bachelet es que “respalda una estrategia de trabajo que ha mostrado a través de cifras ser ineficaz, ya que no está cumpliendo con los objetivos de la institución por el cual se invierten (y se pierden) millones de pesos de todos los chilenos en estrategias que han demostrado ser inútiles o simplemente incapaces de alcanzar los objetivos”, señalan además.

La carta cuestiona el nombramiento ya que “demuestra el poco criterio profesional que tiene para designar a los encargados de manejar el país, priorizando favores políticos antes que el criterio profesional y la evidencia científica que permitiría hacer un Chile mejor“.

Además, agregan que la decisión de la Presidenta “ignora a decenas de organizaciones ciudadanas que han manifestado su descontento por cómo se ha gestionado la actual política de drogas y que durante años han entregado críticas constructivas (incluso cumpliendo los protocolos) a los distintos gobiernos para mejorarla y seguir avanzando hacia el desarrollo”.