michel jorrattEl ex director del Servicio de Impuestos Internos (SII), Michel Jorratt, afirmó haber recibido presiones desde el Ministerio del Interior conducido por Rodrigo Peñailillo (PPD) para que desistiera de continuar la investigación contra Soquimich (SQM).

Las declaraciones las realizó en una entrevista con revista Qué Pasa sostenida un día después de la desvinculación de su cargo, en la cual salió a responder las críticas formuladas en su contra por la tardanza en presentar querellas contra los personajes involucrados en los casos Penta y SQM

“Percibí mucha inquietud por el hecho de que llegáramos a fiscalizar a SQM. Se me transmitieron esas inquietudes y sí, hubo presiones de Interior para que no nos siguiéramos metiendo”, admitió Jorrat, para luego sostener que los “mensajes apuntaban a que no nos siguiéramos metiendo en Soquimich, porque eso podía desatar situaciones complejas para el país”.

“A mí me parecía que claramente eso tenía que ver con que había aportes de dinero de Soquimich que, a lo mejor, pudieran vincular a la presidenta, es lo que pensé, o a demasiada gente. Pero nunca supe realmente qué es lo que se quería ocultar. Nunca hubo claridad respecto de qué es lo que querían ellos ocultar”, afirmó.

El removido director de Impuestos Internos descartó cualquier irregularidad relacionada a los servicios que prestó a la empresa de Giorgio Martelli: “nunca tuve dudas de que lo que yo hacía en AyN era tributariamente correcto. Nunca me despertó una inquietud el que se supiera”. La preocupación, sin embargo, apareció cuando “empezó a aparecer la noticia de la sociedad de Martelli y me doy cuenta que mis boletas eran hacia esa sociedad. Ahí pensé que políticamente podía haberme enredado en algo”.

Jorrat aseguró también que “el ministro Arenas nunca me presionó. Lo he dicho en reiteradas veces y lo vuelvo a decir. El ministro Arenas nunca habló de estos temas. Presiones yo tuve de la opinión pública, de los diputados, senadores”.

Una de las declaraciones que, según él, más le dolió, fue una del senador Alejandro Guillier, cuando en una entrevista radial el periodista lo critió por haberse inhabilitado después de que el caso de Martelli prescribiera: “Siempre he pensado que él (Guillier) es una persona razonable, seria, y lo llamé para decirle que estaba equivocado. Su respuesta fue: “Mire, a mí no me interesan los detalles técnicos. Esto es política y yo quiero que usted salga””, dijo Jorratt.

Luego de este episodio y de las críticas que recibió tras inhabilitarse, el ex director del SII confesó haber entendido “que política significa que uno puede mentir con tal de lograr los objetivos y que todo lo que uno pudiera hacer bien técnicamente, y que todo el proceso de modernización que estábamos haciendo no servían para nada, porque lo que se persigue son otras cosas”.

En la entrevista Jorrat confesó haber recibido el informe que habría elaborado Ricardo Escobar, ex director del SII, en el cual se argumentaba que el uso de trabajos no realizados para recaudar dineros políticos no es delito. “Me llegó un informe que no tenía autor, pero que sospecho era de Escobar por la tesis que planteaba. La verdad es que tampoco lo leí en detalle”, señaló.

Sobre el origen del informe, afirmó que fue “alguien de Hacienda. Pero en ningún caso fue como una instrucción diciendo: “Mira, esto es lo que hay que hacer”. Fue así: “Mira, esto anda circulando entre los parlamentarios”. Me lo entregaron, entiendo, para que yo estuviera consciente de la tesis que estaba circulando y que iba a significar un cuestionamiento a lo que estábamos haciendo”.