rodrigo aviles

Un “pronunciamiento categórico e inmediato por parte del Ministerio del Interior” exigieron desde la Unión Nacional Estudiantil (UNE) sobre los hechos en que resultó herido de gravedad el estudiante de la Universidad Católica y militante de esa organización Rodrigo Avilés, que se encuentra en coma inducido y con riesgo vital.

En un segundo comunicado sobre los hechos, el colectivo estudiantil asegura que “la cantidad de pruebas fehacientes y concretas no dejan cabida a tibiezas ni medias tintas. El gobierno debe tomar postura abierta por Rodrigo y condenar el actuar de Fuerzas Especiales, tomando medidas al respecto”.

Desde la UNE interpelan al Gobierno para que “se apliquen las máximas sanciones penales e institucionales a quienes resulten responsables materiales como a su vez de quienes están a cargo del despliegue policial en el día de la manifestación”.

Los compañeros del estudiante “las próximas 72 horas son cruciales para nuestro compañero Rodrigo Avilés. Él en estos momentos está hoy luchando por su vida” y agregan que “la escalada de violencia por parte de Carabineros es indiscriminada y afecta a todos quienes de manera honesta y libre ejercen su derecho a expresarse y organizarse por una mejor sociedad”.

Finalmente, la UNE llama “a todas las fuerzas democráticas y transformadoras para que se unan en un esfuerzo para frenar estos abusos y exigir medidas concretas para terminar con la naturalización de la represión por parte del Estado”. Los compañeros y compañeras de organización de Avilés, concentrados en su mayoría en el Hospital Van Buren de Valparaíso, invitan a dar mensajes de apoyo al joven y a su familia.