Cientos de estudiantes, familias y múltiples organizaciones estudiantiles se han reunido en distintos puntos de Santiago y Valparaíso para sostener una vigilia a la espera de que Rodrigo Avilés, estudiante gravemente herido el pasado 21 de mayo, pueda salir de la condición crítica en la que se encuentra.

Desde que el joven estudiante de 28 años fue internado de urgencia al Hospital Carlos Van Buren, se han organizado concentraciones que inician desde la mañana hasta altas horas de la noche.