banderamovilhUna insólita situación le tocó vivir el pasado 9 de mayo a Cristián Videla, trabajador que denunció ante el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) el violento episodio de discriminación que vivió en la ofician de Turbus de Antofagasta.

Ante la suspensión del viaje programado para las 00:15 horas con destino a Santiago, el usuario se dirigió hasta la ventanilla de la empresa para reclamar por la situación, momento en el que fue atendido por una trabajadora de la empresa, que se identificó como Yerka Morel.

Como quedó en evidencia en el registro audiovisual del momento, la funcionaria de la empresa primero le arrebató la cámara y luego dirigió graves ofensas homofóbicas en contra de Videla.

“Hueco, tení una cara de gay que no te la podí, y con Sida” fue la insólita respuesta de Morel tras enfrentarse al cliente por haber grabado la situación.

Videla denunció ante el Movilh que “todo se originó cuando sin aviso se  suspendió el viaje a las 0:15 horas que estaba pagado de antemano porque Turbus tiene un convenio con la empresa donde trabajo. Había más personas reclamando por lo mismo y al hacerlo yo esta señora me ofendió por mi orientación sexual”, según consigna el sitio web de la agrupación.

La organización lamentó que “en el marco de una discusión, cualquiera sea esta, aflore la homofobia y el rechazo a las personas que viven con VIH. Utilizar a la orientación sexual a la condición de vivir con el virus como un descrédito es intolerable e ilegal, por lo que Turbus debe dar disculpas públicas”.

Además, el Movilh solicitó a la empresa que “adopten las medidas administrativas necesarias para investigar estos hechos, sancionar a vuestra trabajadora y exigirle que dé disculpas públicas a la persona afectada”.

“Del mismo modo, solicitamos que Turbus dé disculpas públicas al cliente en su sitio web y señale expresamente su rechazo a toda forma de discriminación”, concluyó la organización, que no descartó iniciar acciones legales al respecto.