jaime orpisEl ex gerente de Corpesca, Francisco Mujica, declaró ante la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente entregando antecedentes que sitúan al senador de la UDI, Jaime Orpis, en el centro de un nuevo caso de subordinación de un parlamentario a un grupo económico a través de la entrega de dinero para su campaña política.

Según consigna La Tercera, Mujica entregó al fiscal José Antonio Villalobos y al funcionario de la Brigada de Delitos Económicos (Bridec), Edson Figueroa, los detalles del mecanismo ideado por el senador gremialista para recibir recursos de la pesquera propiedad del grupo Angelini, esto, mientras se discutía en el Parlamento la Ley de Pesca, también conocida como “Ley Longueira”.

Orpis es objeto de una investigación por posible cohecho, luego de que los fiscales Villalobos y Carlos Gajardo detectaran pagos de Corpesca a tres asesores del parlamentario, realizados de manera permanente en un tiempo de cuatro años.

La pesquisa señala que Lorena Lara, Carolina Gazitúa y Daniel Ortega emitieron boletas a Corpesca entre 2009 y 2013 sin haber prestado los servicios señalados en dichos documentos. Los montos transferidos van de los $2 millones hasta $10 millones, todo mientas se desempañaban como asesores de Orpis.

En su declaración, Mujica sostuvo que el contacto con la compañía fue solicitado por el propio senador, vínculo que se concretó con una reunión a fines de 2008 en la que Orpis habría solicitado aportes para un fondo anual de su institución de rehabilitación, La Esperanza.

El ex gerente de Corpesca añadió que Orpis le pidió más recursos a mediados de 2009, pero ahora para su campaña a la reelección senatorial. Mujica aseguró que debía consultarlo antes con la empresa, después le habría explicado que no podía satisfacer su petición pero luego se enteró que Orpis recibió aportes a través del Servicio Electoral (Servel), sin conocer los montos ni el origen de ese dinero.

En 2010, agregó Mujica, el senador de la UDI le habría pedido por teléfono una reunión en Santiago, en la que le habría solicitado más dinero para saldar las deudas que mantenía desde la campaña. En esta ocasión, indicó Mujica, el propio Orpis le propuso concretar el traspaso de ese dinero con boletas de terceros y respaldarlo con informes relacionados al consumo de drogas y a políticas de rehabilitación.

Según el ejecutivo, algunos informes llegaron a Corpesca, pero la empresa no los necesitaba. Mientras se realizaron los pagos el senador enviaba las boletas y los pagos, según Mujica primero obedecían a un monto variable y luego se estabilizaron en $2 millones mensuales hasta mayo de 2013, cuando el ex gerente abandonó la pesquera.