bacheletUn total de 21 colaboradores de la campaña de Bachelet recibió más de 300 millones durante 2012 y 2013, a través de boletas de honorarios. De ellos, la mayoría logró acceder a altos cargos en diversos ministerios, despertando dudas sobre el uso de dicho dinero en el financiamiento de la precampaña de la Presidenta, según consigna La Tercera.

Sin embargo, la renuncia de Peñailillo dejó al gabinete sumido en la polémica que provocaron las boletas emitidas a la empresa Asesorías y Negocios (AyN), ya que fue el primer personero vinculado a dicha firma, propiedad del operador político Giorgio Martelli. Su caída, además, provocó la salida de sus colaboradores más cercanos, entre los que se cuenta Héctor Cucumides, Robinson Pérez y Flavio Candia, quienes recibieron más de 70 millones de la firma liderada por Martelli, entre los años 2012 y 2013. 

Lo mismo terminó ocurriendo con el ex director del SII, Michel Jorrat, quien fue despedido de su cargo y terminó denunciando, posteriormente, presiones de Interior para indagar los dineros de SQM. Además, Jorrat recalcó que quienes le pidieron que emitiera boletas para Martelli fueron “economistas ligados a la Nueva Mayoría“, supuestamente haciendo alusión a miembros del Ministerio de Hacienda que aún se mantienen en dicha cartera.

No son los únicos involucrados en la polémica de las boletas que aún seguirán en el gobierno. Algunos casos son los de María Estela Ortiz, amiga personal de Bachelet, y de Alicia Galdames Jeria, primera de la Mandataria. Además, se suma a la lista Harold Correa, jefe de gabinete del ministro Eyzaguirre, además de Claudio Santis (Secom) y los funcionarios Sergio Torres y Consuelo Mac-Lean. Todos tienen en común el haber recibido pagos de Martelli entre 2012 y 2013.