ataque aéreo en gaza

Imagen de archivo.

La noche de este martes cayó un cohete lanzado desde Gaza en la ciudad de Ashdod, ubicada al sur de Israel, provocando nuevamente la respuesta de la Fuerza Aérea israelí, tal como ha sido la tónica desde que se estableciera el alto al fuego una vez finalizada sangrienta guerra a mediados del año pasado, operación conocida como “Margen protector”.

Un portavoz militar, citado por agencias internacionales,  culpó a Hamas de haber lanzado el ataque “contra la población civil israelí” y aseguró que las zonas bombardeadas corresponden a “infraestructuras terroristas”.

En tanto, las fuerzas de seguridad palestinas, controlada por Hamas, detuvieron a varios miembros de la milicia islámica por violar el alto el fuego que se mantiene con Israel.

Testigos de los bombardeos en Palestina aseguraron a France Presse que no hubo víctimas fatales, y que los puntos afectados corresponden a bases de entrenamiento de Hamas.

“Israel no va a permanecer con los brazos cruzados tras del disparo de un cohete contra sus ciudadanos por parte de la Yihad Islámica”, afirmó en un comunicado el ministro de Defensa, Moshe Yaalon. “Gaza pagará un alto precio si se produce una escalada de la violencia”, advirtió.

Este es el cuarto lanzamiento de cohetes que se produce contra el sur de Israel desde que se estableciera el alto al fuego a mediados de 2014, tras la sangrienta incursión en territorio palestino que dejó más de 2.000 palestinos muertos entre julio y agosto del año pasado

Esta es la primera vez que el proyectil lanzado desde Gaza logra traspasar hacia sectores poblados, en zonas lejanas a la frontera.