fifaDurante la jornada, seis miembros de la FIFA fueron detenidos en Zurich por cargos de corrupción. La Fiscalía de Nueva York investiga a los detenidos por haber aceptado sobornos y comisiones por un valor de más de cien millones de dólares, ocurrido durante entre los años 90 y la actualidad, tal como consignó el Ministerio de Justicia suizo.

Dos vicepresidentes de la organización -el uruguayo Eugenio Figueredo y el caimanés Jeffrey Webb-, además del ex presidente de la Conmebol, Nicolás Leoz, fueron algunos de los 14 nombres acusados de corrupción. En paralelo, Suiza abrió un proceso por lavado de dinero en la elección de los Mundiales de 2018 y 2022 -que se celebrarán en Rusia y Qatar-, aunque en estos casos la FIFA no aparece como acusada.

Las detenciones ocurren a pocos días del proceso eleccionario de la FIFA, que se celebrará el próximo 29 de mayo  y mantiene a Joseph Blatter disputando su quinto mandato. Aunque su trabajo hoy está puesto en entredicho, de acuerdo a las acusaciones conocidas durante las últimas horas, Blatter aún no recibe ningún cuestionamiento directo de parte de la justicia.

Otros miembros de la FIFA que fueron acusados son el costarricense Eduardi Li, el nicaragüense Julio Rocha, el trinitense Jack Warner (ex miembro del comité y presidente de la CONCACAF entre 1990 y 2011), el venezolano Rafael Esquivel, el brasileño José María Marín y el caimanés Costas Takkas.

En noviembre de 2014, fue el mismo organismo deportivo el que decidió presentar una demanda penal ante la Fiscalía de la Confederación. Al respecto, el comunicado de la fiscalía señaló que “los enriquecimientos ilícitos correspondientes se llevaron a cabo en parte al menos en Suiza. Además, la sede de la institución ofendida (la FIFA) tiene sede en Suiza. Razones por las cuales la investigación se abre por gestión desleal”. Además, existen sospechas de blanqueo de dinero a través de relaciones bancarias en Suiza.

Las noticias han estremecido al mundo, sobre todo en el marco de las próximas elecciones. Ali Bin Al Hussein, uno de los candidatos que enfrentará a Blatter el día 29, señaló que “hoy es un día triste para el fútbol. Claramente, esta es una historia en desarrollo, cuyos detalles se están aún revelando. No sería apropiado comentar más en este momento”. Otros, han aventurado que esta noticia podría significar un duro golpe para el actual presidente de la FIFA de cara a las elecciones.