rodrigo avilésFélix Avilés, padre del estudiante de Letras de la UC, Rodrigo Avilés -que continúa grave tras la marcha del 21 de mayo en Valparaíso- entregó sus descargos tras conocerse que un informe preliminar de Carabineros concluye que el joven no habría recibido de manera directa el chorro del carro lanza aguas.

Según informa hoy El Mercurio, el informe a cargo del Fiscal de Carabineros, Coronel Guillermo Bezzemberger, concluiría hasta el momento que la herida de Rodrigo Avilés no es atribuible al carro lanza aguas. Ello tras revisarse las grabaciones de la misma institución, más las de otros canales, además de mediciones planimétricas.

“Tenemos, preliminarmente, que este hecho, de que el joven se haya lesionado, no corresponde a que sea producto del chorro de agua”, indicó el fiscal al matutino.

Según explicó Bezzemberger, la principal prueba sería el registro de una cámara GoPro del capitán que estaba al mando del operativo, y que según relató, muestra a Rodrigo en el centro de un “tumulto”. “Por lo tanto, lo que es el uso de agua, que es el elemento más inofensivo que tiene Carabineros para el control del orden público, no pudo haber lesionado directamente al joven”, señaló.

El padre de Rodrigo criticó fuertemente a la institución por las primeras conclusiones y en declaraciones a Tele13 Radio señaló que “me merecen serias dudas, ya que todos los antecedentes que constan en nuestra presencia señalan lo contrario de lo que está diciendo Carabineros en ese informe”.

Si bien destacó que el informe aún no es concluyente, Félix Avilés cifró sus dudas afirmando que “a mí me quedan dudas de si la mentira es intencional de parte de Carabineros o es un error involuntario” y agregó que uno de los detalles del informe, que apuntan a la poca adherencia de las zapatillas del joven herido, resultan cuestionables ya que, según él, éstas “nunca han sido periciadas”.

“Las zapatillas de Rodrigo están guardadas en una casa aquí en Valparaíso y fueron rescatadas desde el Hospital cuando él llegó acá y nadie las ha visto, ni yo ni mi señora las hemos visto”, afirmó.

“No sé si ellos mienten de manera descarada y con intención o hablan porque están preocupados de poder salvar su honor y que no se les involucre en esto”, retrucó.

Félix insistió en que “todos los registros gráficos, videos y fotografías, muestran a los carros lanza aguas con las patentes correspondientes a ellos, lanzándole la presión brutal a los jóvenes -a todos, no sólo a mi hijo- a una distancia menor de cinco metros”.

“Hay una desesperación por parte de la institución de defenderse a priori y hacer juicios públicos para limpiar esta mala imagen que ellos están teniendo, en razón de aplicación desproporcionada de la fuerza y del uso de un protocolo que a mí me parece que tiene que ser revisado urgente y rápidamente por las autoridades competentes”, recalcó el padre del joven universitario.

“Los Carabineros debieran volver a ser, ojalá, ciudadanos con uniforme que cuidan y protegen a los otros ciudadanos. No debieran ser cuerpos militarizados que lo que buscan es acallar el ejercicio de los derechos ciudadanos, agrediendo y vulnerando esos derechos, y llevando a las personas a situaciones de muerte”, concluyó Félix Avilés.