Estudiantes de la Universidad Diego Portales se tomaron un edificio administrativo de la institución durante la noche de ayer. La medida fue impulsada desde el pleno de carreras de la federación, donde desarrollaron cuatro puntos que sostienen la acción.

El presidente de la FEDEP, Nicolás Fernández, explicó que una de las principales razones que motivaron la determinación fue que “no se están respetando ni las demandas ni las decisiones legítimamente tomadas por los estudiantes. Hace tres días presentamos una carta a Casa Central donde hicimos ver nuestro descontento por esta situación, donde no se han respetado los paros no las movilizaciones en el último tiempo”.

nico

La respuesta, comenta el dirigente, no satisface las exigencias de los estudiantes, ya que “continua pasando por alto nuestras disposiciones como estamento, particularmente porque se siguen impartiendo clases presionando a los alumnos cuando la gran mayoría ha decidido movilizarse”.

“Las universidades públicas y aquellas que pretender serlo tienen que, mínimo, validar al estamento estudiantil y respetar sus decisiones”, señaló.

Además, los estudiantes movilizados de la UDP manifestaron un enérgico rechazo al actuar de Carabineros. “Vemos que cada vez que se pronuncia una voz disidente al Gobierno, terminan con una brutal y excesiva represión por parte de Fuerzas Especiales. Enviamos todo el apoyo y fuerza  Rodrigo Avilés y su familia, hoy el movimiento estudiantil está herido con esta situación.”

Como tercer punto, Fernández dio centralidad a la demanda estructural del movimiento estudiantil: una educación pública, gratuita y de calidad. Para las universidades privadas, los anuncios realizados por Bachelet el 21 de mayo son insuficientes, y acusan una discriminación hacia estos establecimientos.

“Nosotros venimos desde el año pasado movilizándonos en contra del alza irrestricta de aranceles , nosotros planteamos fuertemente una regulación hacia el sector privado. La derogación del DFL 2 abre una gran puerta al movimiento estudiantil y la posibilidad también de que se legisle en positivo para democratizar todos los espacios y establecimientos educativos”, aclaró el dirigente.

Por último, plantean que exista un tope arancelario que detenga el alza injustificada de aranceles y que se termine con el lucro efectivo en educación.

“Esta toma solamente será por el día de hoy, pues es una movilización de advertencia. Se deben respetar las decisiones que democráticamente hemos tomados los estudiantes y se debe escuchar la voz de las privadas, que representamos el mayor porcentaje de matriculados en educación superior y pertenecemos a los sectores más pobres de país”, declaró.