rodrigoLuego de permanecer una semana en riesgo vital, a causa del ataque de un carro lanza aguas de Carabineros, el estudiante Rodrigo Avilés presentó una leve mejoría en su estado de salud.

Según informó Radio Bío Bío, el director del Hospital Van Buren de Valparaíso, Juan Patricio Castro, Avilés dejó de estar en un coma inducido.

Además, el militante de la Unión Nacional Estudiantil (UNE) mostró signos de evolución pese al grave golpe que sufrió en la manifestación del pasado 21 de mayo. Durante las últimas horas, diversas pruebas gráficas han confirmado la responsabilidad directa de la fuerza policial en el incidente.

Castro señaló que al estudiante “se le ha retirado la droga anestésica que era la que lo mantenía en un coma inducido, en este momento lo mantenemos con una sedación estándar para gente en ventilación mecánica”.

Además, el médico recalcó que “a eso se suma que tenemos dos encefalogramas que demuestran actividad cerebral. Son signos indirectos que estamos frente a una evolución, hemos tenido un avance, a pesar del cuadro infeccioso”.

Por su parte, la madre del estudiante, Soledad Bravo, aseguró que si bien su hijo ya no está en coma inducido, “sigue estacionado dentro de su gravedad”.

“Hoy día le van a practicar un escáner de control, entre ocho y nueve de la noche, y van a determinar algunas terapias a seguir en los próximos días”, detalló la mujer.

Por su parte, Félix Avilés, padre de Rodrigo, señaló que el próximo sábado, a las 10 horas, interpondrá una querella ante el Juzgado de Garantía de Valparaíso.