periodistaA estas alturas, el “error” de un reportero de TV Atalia recorre el mundo. El periodista cubría una persecución policial en el municipio de Aracaju, al este de Brasil. En medio de tiroteos, el operativo concluyó con la detención de dos individuos y la muerte de otro supuesto culpable.

En medio de un despacho en vivo, el reportero brasileño se acercó a hablar con el oficial de policía que lideraba la operación, para terminar su entrevista acercándose a los dos detenidos que permanecían en el suelo, boca abajo, y con las manos esposadas. Posteriormente, el periodista se acercó a un tercer sujeto, que yacía inerte al lado del automóvil que fue intervenido.

Luego de hacerle unas preguntas y no obtener respuestas, el reportero comprendió que estaba entrevistando a un individuo fallecido y comentó con tono humorístico: “Por increíble que parezca he entrevistado a una persona que ya está muerta”. Segundos después, continuó su despacho como si nada hubiese ocurrido.