jorge burgos interiorEl restaurante Raúl Correa y Familia, ubicado en Las Condes, fue el lugar escogido para la primera reunión cara a cara entre la directiva de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) y los ministros del Interior, Jorge Burgos, y de Hacienda, Rodrigo Valdés.

La cita fue fijada la semana pasada y los asistentes acordaron mantenerla en secreto. La lista de representantes del Gobierno la completó el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy.

Según informa El Mercurio, las partes decidieron establecer una “agenda libre” y tener un diálogo lejos de La Moneda y las cámaras, en un contexto de confianza y privacidad para hablar sobre seguridad e inversiones.

En la comida los representantes empresariales plantearon su interés por superar la crisis de legitimidad del sistema político y dinamizar la economía por la vía de reimpulsar el trabajo “público-privado”. También habrían expresado sus preocupaciones por la violencia en La Araucanía y por el impacto del desactivado paro de Aduanas en la imagen del país.

La conversación tuvo lugar en el salón privado Doña Inés del restaurante. A la salida, informa El Mercurio, Burgos valoró positivamente la reunión, pero no ahondó en su contenido: “Fue una interesante comida, exploratoria de varios temas. Donde se abordó una agenda amplia”.

El dirigente empresarial Alberto Salas, en tanto, describió la cita como “agradable” y señaló que en ella “se tocaron todos los temas que están en la prensa”. Según el gerente general de la CPC, Fernando Alvear, la gremial comunicará hoy a sus miembros lo discutido en la reunión.

La comida se realizó a una semana del anuncio hecho por el ministro Rodrigo Valdés