La noche de este martes, TVN emitió un reportaje de Informe Especial sobre la agresión que recibió Rodrigo Avilés el pasado 21 de mayo en Valparaíso, y el trabajo periodístico de Santiago Pávlovic no pasó inadvertido.

A través de redes sociales, se vivieron diversas muestras de críticas al enfoque entregado por el canal estatal sobre la violencia policial en manifestaciones. Tanto así que la Unión Nacional Estudiantil (UNE), agrupación política a la cual pertenece el accidentado estudiantes de Letras de la Universidad Católica, emitió una declaración en la que acusa al reportaje de intentar un “lavado de imagen” de Carabineros, “y, de paso, criminalizando los Movimientos Sociales”.

La declaración agrega que “lo que vino a hacer este reportaje no fue más que utilizarlo como mera introducción para criminalizar la protesta, victimizar a Carabineros y engañando a la opinión pública sobre el caso de Rodrigo y de muchos estudiantes violentados y muertos en “democracia”.

Además afirman que se pasó “por alto las negligencias y mentiras del Informe que han quedado al descubiertos los últimos días por parte de Carabineros” y repudiaron en fuertes términos el trabajo de la estación estatal.

Estimados/as compañeros/as y amigos/as,Para todos ha sido insólito y repudiable que un canal que se dice ser “de todos…

Posted by Une Chile on Lunes, 1 de junio de 2015

 

Qué dice el Colegio de Periodistas

Javiera OlivaresJaviera Olivares, presidenta del Colegio de Periodistas, si bien valoró la intención de abordar el accidente de Rodrigo por “poner atención en la violencia con que actúan desde la policía”, reconoció haber quedado con la sensación de que el reportaje buscaba “empatar” la violencia de Carabineros la que ejercen violentistas en el contexto de manifestaciones sociales.

“Yo esperaría que las investigaciones periodísticas que se hacen apunten a poder pensar en un Estado como garantista de la seguridad, en las políticas públicas de seguridad, y desde un punto de vista democrático”, indicó.

Para Olivares, las coberturas periodísticas “debiesen apuntar a poner ese tipo de discusión de fondo, que trasciende al problema que enfrenta Rodrigo, ya que ha afectado a varios otros estudiantes”.

Para la periodista, el intento por empatar ambas muestras de violencia “me parece que es criticable si efectivamente fue esa la vocación” y agregó que “cuando se empieza a contar las historias humanas de los carabineros y de las personas involucradas, queda la sensación de que búsqueda de similitud entre ambos casos, y me parece bastante obvio que quienes hoy día ostentan las armas, y tienen a su cargo la seguridad del pueblo, no están en la misma condición de un ciudadano que se manifiesta”, indicó.

Olivares recalcó que no existe justificación hacia las personas que ejercen la violencia en el marco de las manifestaciones, pero raclacó que “el punto es que quienes tienen a su cargo la responsabilidad política y social de proteger a la ciudadanía, y amparar el derecho de la ciudadanía -entre ellos el derecho a manifestarse- no puede ser que ejerzan violencia”.

La representante del cuerpo colegiado reiteró que existen más responsabilidades en el caso de Rodrigo Avilés. “¿Es el último responsable el carabinero que disparó en contra de Rodrigo Avilés? Yo creo que no, hay responsabilidades políticas que asumir”, recalcó.

“Si hubo una voluntad de empatar ambos escenarios -sin conocer la voluntad editorial-, por lo que vi, da la impresión de que se busca matizar, poner en la misma condición a escenarios que son distintos, y eso es equivocado”, argumentó Olivares.