metro santiagoAcciones legales contra los trabajadores movilizados del Transantiago que interrumpieron el servicio del metro la mañana de este viernes anunciaron diversas autoridades metropolitanas. Así lo anunciaron el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, el subsecretario de Transportes y el Director de Transporte Público Metropolitano, Guillermo Muñoz, quien además indicó que “se va a invocar la Ley de Seguridad del Estado”.

Los trabajadores en huelga de la empresa operadora del Transantiago, Express de Santiago Uno, interrumpieron el servicio de trenes de la Línea 1 del Metro a la altura de la estación Los Héroes, en protesta contra la rigidez de la empresa ante sus demandas laborales.

Al respecto, el Seremi de Transportes repudió la acción de los trabajadores en entrevista con Radio Bío Bío, señalando que “un conflicto laboral no puede, bajo circunstancia alguna, transformar en una afectación de este nivel para los habitante de la ciudad de Santiago. Nos parece inaceptable”.

El intendente Orrego, en tanto, indicó que se han visto “buses apedreados los primeros días, vimos dos buses quemados anteanoche y ya lo de hoy día es inaceptable. Paralizar la Línea 1 del Metro, que transporta a millones de usuarios a esta hora, con la excusa de una huelga legal es algo que como Gobierno simplemente no vamos a aceptar”.

En respuesta a la acción de los trabajadores, Metro aplicó un corte preventivo de energía entre las estaciones ULA y La Moneda, generando el congelamiento del servicio subterráneo de transporte entre las 07:00 y las 07:50 horas. Luego Fuerzas Especiales de Carabineros desalojaron a los manifestantes y condujeron a un grupo de ellos a la Tercera Comisaría de Santiago.

Orrego aseguró que los equipos jurídicos de la Intendencia, el Metro y Carabineros están coordinados para aplicar acciones legales, “las más duras que sea posible, contra personas que honestamente ya superaron los límites”.

Guillermo Muñoz, consultado por radio Sonar, calificó la protesta como un “sabotaje” y confirmó la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado contra los trabajadores responsables de la paralización. “Nos parece injustificable que realicen una acción temeraria, que pongan en riesgo su vida y de las personas que se están trasladando”, añadió.