UruguayDerribando mitos. Un reciente estudio de la Junta Nacional de Drogas evidenció que las nuevas políticas en materia de drogas, impulsadas durante el gobierno de Pepe Mujica con la idea de despenalizar el autocultivo, regular la producción y ofrecer venta de cannabis, no han generado un aumento considerable del consumo en el país. 

Según la sexta encuesta nacional sobre consumo de drogas en hogares, un 9,3% de la población consumió marihuana en los últimos 12 meses, frente al 8,3% registrado en 2011, cifra que marcó el menor aumento contabilizado en 14 años. En tanto, sólo un 6,3% de los uruguayos se declaró consumidor habitual de cannabis. 

Las conclusiones de la JND apuntan que “el crecimiento en el consumo responde a la tendencia iniciada en el año 2001 lo que indica que la discusión sobre la regulación no afectó las pautas de consumo históricas”.

Además, los mayores saltos registrados en el consumo ocurrieron entre 2001 y 2006, cuando el porcentaje pasó de 1,4% a 5,5% y de ahí a 8,3% en 2011. Esta es la primera vez que un estudio considera pautas sobre producción y venta de droga en dicho país, lo que reveló que un 66% de los consumidores han estado vinculados directa o indirectamente con el narcotráfico, mientras que el 26% aseguró haber obtenido el producto gracias al autocultivo.

El estudio se realizó entre agosto y diciembre de 2014 y la muestra representa a casi el 60% de la población uruguaya. La legislación uruguaya, aprobada en 2013, autoriza a los consumidores a cultivar sus propias plantas. Además, permite a los usuarios inscribirse en clubes de membresía donde obtener cannabis y comprar también en farmacias abastecidas por el Estado. Sin embargo, esta última iniciativa aún no ha sido aplicada.