jorge pizarro dcUna carta titulada “La Democracia Cristiana debe liderar la salida de la crisis” y firmada, hasta ahora, por casi un centenar de militantes demócrata cristianos comenzó a circular este viernes. Sus impulsores declaran la intención de “generar las condiciones para que nuestro partido lidere la salida de esta crisis” y postulan la renuncia de Jorge Pizarro a la presidencia del partido como condición para dicho propósito.

Los firmantes aseguran que se requiere un nuevo marco legal para regular la relación entre dinero y política, pero que el primer paso para lograrlo “consiste en reconocer la existencia de situaciones reñidas con la ley y el valor público de la política”. Añaden que la desconfianza ciudadana en los partidos “no es arbitraria, sino que tiene fundamentos razonables” y que, por ello, la política “debe sostenerse en altos estándares éticos, que van más allá del simple marco legal”.

La carta llama a los demócrata cristianos a “no guardar silencio” ante las responsabilidades propias en la crisis de legitimidad y a adoptar “medidas concretas y acordes, tanto respecto de las personas involucradas, como de nuestra institucionalidad y funcionamiento”.

En esa línea, señalan que “la situación del Presidente de la Democracia Cristiana, Senador Jorge Pizarro, es especialmente preocupante. El Senador Pizarro es el vocero de nuestro proyecto colectivo y quién debe representarnos ante la actual crisis. Los hechos recientemente conocidos dificultan dicho rol. Por ello, si bien compartimos su invocación de la presunción de inocencia, estimamos pertinente que el mismo Senador Pizarro solicite la suspensión de su cargo de Presidente Nacional del Partido, en tanto no se concluyan las investigaciones judiciales que lo vinculan a los hechos denunciados”.

Poniéndose el parche antes de la herida, los firmantes aseguran que “una decisión como la propuesta no afectará la presunción de inocencia del Senador Pizarro, sino que, muy por el contrario, lo enaltecerá como líder político”. Finalmente llaman a convocar una Junta Nacional de la DC para discutir qué medidas implementar para recuperar la confianza ciudadana en la política y en la decé en particular.

Entre los y las firmantes destacan el vicepresidente nacional Sergio Micco, el politólogo Carlos Huneeus, el ex diputado y presidente del CED Eduardo Saffirio, el ex candidato a diputado José Miguel Burmeister y militantes de diversos comunales decé en el país, principalmente del ala progresista del partido así como de sus juventudes.