pepe auth ppd diputado“Estoy decepcionado de Rodrigo Peñailillo”, reconoció en entrevista con revista Caras el diputado del PPD Pepe Auth, ventilando nuevamente sus críticas a la operación de precampaña que entre 2012 y 2013 levantó el ex ministro del Interior Rodrigo Peñailillo para preparar el regreso de Bachelet a Chile.

El parlamentario y experto electoral admitió el profundo daño provocado a la Presidenta y el golpe a la imagen y ética de su partido.

“Tuve la oportunidad de conocerlo (a Peñailillo) para la campaña de Bachelet; luego, en el ejercicio gubernamental, hicimos una complicidad muy fuerte para terminar con el binominal. Pero yo no lo conocía en profundidad, y tengo que decir lo que probablemente dirá la Presidenta, que estoy desilusionado”, afirmó.

De acuerdo con Auth, su sentimiento de desilusión “tiene que ver con lo que probablemente va a ocurrir. Creo que la mayor decepción con Peñailillo está por venir”.

El diputado del PPD no profundizó en las razones de la mayor decepción que estaría por provocar Peñailillo, pero insistió en lo innecesario de haber montado un aparataje de recaudación para una campaña que todavía no existía y cuya candidata ya tenía un fuerte posicionamiento.

“Prefiero esperar a que se decanten los acontecimientos, pero insisto: entre septiembre y abril de 2012 no había una opción a la Presidencia de la República; tampoco estaba la necesidad de hacer precampaña en pro de una candidatura que no existía”, indicó.

Auth aseguró no haber visto “ninguna actividad que demandara recursos”, añadiendo que no eran necesarios porque “ella (Bachelet) tenía un posicionamiento completo, con un 99 por ciento de conocimiento en Chile y 60 por ciento de intención de voto y sin rivales. Entonces, ¿qué actividad podía requerir ella un año y medio antes de la elección, si ni siquiera era candidata? Para mí ese emprendimiento es completamente inexplicable e injustificado”.

El diputado comparó el actuar de Peñailillo y sus aliados con la Cámpora, el grupo juvenil que respalda en Argentina al kirchnerismo: “que ese trabajo se haya hecho sin ningún vínculo institucional, a través de una especie de Pyme electoral, para constituir una suerte de Cámpora (agrupación política argentina que apoya la gestión del kirchnerismo), me parece, por decir lo menos, curioso”.

También insistió en que la Mandataria no tenía conocimiento sobre la precampaña: “Por supuesto. ¿Qué interés podría haber tenido ella en que se constituya una camporita? Que se haya actuado sin el conocimiento de la Presidenta es tremendamente decepcionante”.

Pepe Auth admitió sentirse “muy defraudado al constatar el estándar ético de mi dirigencia. Y el de mi compañero (Peñailillo) se deterioró de manera subrepticia, corrosiva, lenta, al punto de llegar a circunstancias como las que se están discutiendo hoy: una precampaña cuya existencia todavía no es posible visibilizar… ¿para qué se recauda tanto dinero?, ¿en qué se gastó? Y luego, lo que sucedió con un colega y amigo como Jorge Insunza al no identificar como conflicto de interés algo tan evidente como tener un contrato o prestarle un servicio a una empresa minera que es parte interesada en las decisiones que se toman en el Parlamento. No se pueden representar intereses particulares y aspirar a cuidar el interés general”.

Finalmente, según el diputado PPD tanto el caso de Rodrigo Peñailillo como el de Sebastián Dávalos debilitaron profundamente a la Presidenta: “le dieron en el plexo solar, sobre todo su familia. Eso la desestructuró y la debilitó al punto que le ha sido extremadamente difícil recuperarse. Estas dos situaciones la han fragilizado de tal forma que han alterado su voluntad, su fuerza y su presencia. Su power. La Presidenta está dañada (…) Probablemente ellos eran las dos personas, de las poquísimas en las que ella confiaba. Todos sabemos que Bachelet ha sido golpeada por la vida, no es de las que se entrega a diestra y siniestra; y por lo tanto sus confianzas son selectivas, profundas y duraderas. Entonces, darse cuenta que no puede tener fe en nadie porque hasta el más íntimo tiene agenda propia, y además completamente disociada de la suya, debe ser para ella un dolor muy fuerte”.