Los abajo firmantes declaramos todo nuestro respaldo a las justas demandas que han levantado los estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado. Este proceso ha significado una movilización histórica, cuyos ejes han consistido en la elaboración democrática y participativa de un petitorio interno y una participación activa en el proceso nacional de movilizaciones por una educación pública, gratuita y de calidad para todas y todos, sin distinción. Compartimos sus demandas por mayor transparencia y democracia universitaria, como también, la búsqueda de una universidad más pluralista e inclusiva, donde el dinero no sea un impedimento para el ingreso y mantención de sus estudiantes. Sabemos y valoramos el ejercicio democrático y participativo del estudiantado en este proceso, el cual a través de la Federación de Estudiantes ha buscado constantemente el diálogo con las autoridades de la universidad.

1. Es por eso que, hacemos un llamado a las autoridades de la universidad a mantener el diálogo con los estudiantes sin presiones de ningún tipo. Lamentamos que los canales entre el estudiantado y la dirección se vean interrumpidos por hechos aislados a una movilización masiva que ha durado bastantes semanas. Lamentamos además que la Universidad deje entrever que las responsabilidades de los hechos ocurridos en la toma son de quienes estuvieron ahí, vinculando indirectamente a los estudiantes con el incidente. Instamos a todos los actores a esperar los resultados de los organismos de investigación competentes antes de emitir juicios. Nos parece extraño el ambiente de sospecha instalado en algunos miembros de la comunidad universitaria, cuando es sabido que actos como los que se sospecha no han representado nunca la forma de movilización y protesta de la mayoría de los estudiantes de esta casa de estudios.

2. Proponemos que este diálogo con los estudiantes sea sin presiones de ningún tipo, por lo que abrir procesos de sumarios a quienes participaron de la toma de la Universidad sería contraproducente con la disposición abierta que siempre se ha manifestado por parte de la dirección.

3. Esperamos que no se cierre de forma unilateral el diálogo con los estudiantes. En estos momentos es necesario que ambas partes tengan altura de miras para propinar el encuentro a pesar de las diferencias. Lo que más se necesita ahora son medidas que permitan el legítimo debate de ideas y proceso de negociación, no campañas que desacrediten y caricaturicen al otro.

4. Persistimos en la búsqueda del respeto y unidad en los estamentos, ya que son estas las claves para construir una mejor educación. El fortalecimiento y apoyo de las instancias democráticas de los estudiantes, como son su Consejo de Federación y la FEUAH, deben ser el camino para hacer más fuerte su movilización que busca construir una mejor universidad y educación, y no destruirla como algunos intentan difundir para distorsionar y debilitar su justa lucha.

5. La Federación de Estudiantes es una herramienta construida democráticamente durante años, y debe ser este mismo estamento el que la fortalezca en unidad para conseguir sus objetivos.

Confiamos en ello y nos ponemos a disposición, como ex miembros de la Federación, para colaborar en el robustecimiento de esta y en el cumplimiento de sus demandas. De la misma forma, solicitamos a la dirección de la universidad a retomar un diálogo genuino, sin declaraciones difusas y que tenga como horizonte construir una mejor UAH y una mejor educación para Chile.

Marcos Cárdenas, Presidente FEUAH 2014

Francisco Sainz, Presidente FEUAH 2012

Patricio Órdenes, Presidente FEUAH 2011

Gonzalo Oyarzún, Vice- Presidente FEUAH 2013

Anita Santos, Sec. Comunicaciones FEUAH 2012

Bastián Martínez, Consejero Académico 2014

Roberto Quiroga, Consejero Académico 2013