atenaAtena Farghadani es una joven iraní de 28 años, que acaba de ser condenada a doce años de cárcel en su país por culpa de una caricatura que subió hace un año a Facebook. En el dibujo en cuestión aparecían varios políticos de su país en plena votación, representados por animales. Su crítica se dirigía, además, a cuestionar las polémicas leyes que eran votadas entonces, tales como el control de natalidad y el endurecimiento de las condiciones del divorcio.

La justicia acusó a Atena de ser un peligro para la seguridad nacional, difundir propaganda contra el sistema, insultar a miembros del Parlamento y al Líder Supremo. Hace un año, la joven fue detenida y denunció golpes e incomunicación de la policía. Su denuncia provocó una nueva detención y la acusación de nuevos delitos. caricatura

Hoy, diversas organizaciones como Amnistía Internacional exigen su rápida liberación, argumentando que su vida corre peligro y que la condena que se le otorgó es muy superior a lo establecido por la ley nacional en ese tipo de delitos (con un máximo de siete años). En Irán, hay otros casos más graves, como el de la joven Atena Daemi, quien fue condenada a catorce años de cárcel por su activismo en favor de los DD.HH. y sus críticas en redes sociales contra la pena de muerte.

“Atena Farghadani fue castigada de hecho por sus viñetas humorísticas, con una condena que es a su vez una burda caricatura de la justicia. Nadie debe ir a la cárcel por su arte o su activismo pacífico“, afirmó Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.