comite politico la monedaHace días que en la Nueva Mayoría se viene debatiendo acerca de los efectos que la desaceleración económica tendría sobre la agenda de reformas de La Moneda. En el comité central del PS realizado este fin de semana, además, la presidenta de la tienda, Isabel Allende, habló de la necesidad de explicar a la ciudadanía que “no todas las demandas pueden ser satisfechas simultáneamente” por el descrédito en el que está sumido el Gobierno.

El tema se tomó la tabla del comité político de La Moneda de este lunes, al que asistieron los presidentes de los partidos del oficialismo, los titulares de las cámaras del Parlamento, los ministros políticos y el timonel de Hacienda, Rodrigo Valdés. En la instancia, Valdés expuso los alcances de la ralentización de la economía y sus principales causas: la caída en el valor del cobre y el menor crecimiento de China.

Luego fue el turno de los dirigentes partidistas y el debate sobre el discurso público con el cual hacerse cargo de la situación. Aunque coincidieron en asegurar que “las reformas estructurales se van a cumplir”, persistieron las dudas sobre la disponibilidad de los recursos necesarios para implementar las reformas, especialmente la referida a la gratuidad de la educación superior.

Debido al “crecimiento más lento y menor, entendemos que una labor del Gobierno con la colaboración de los partidos es que tendrá que priorizar”, afirmó la senadora y presidenta del PS Isabel Allende. Jaime Quintana, titular del PPD, reconoció que “tenemos una situación económica compleja. En eso el ministro de Hacienda ha sido muy claro desde un comienzo”.

Una actitud distinta mostraron otros dirigentes oficialistas, como el senador y líder del MAS Alejandro Navarro: “yo escuché el verbo priorizar y a mí no me gusta. Yo prefiero concentrar y focalizar recursos en cumplimiento de las reformas”. Guillermo Teillier, presidente del PC, aseguró que “el Gobierno tendrá que decir si es que hay o no hay plata, pero lo claro es que plata para las reformas hay. Para el cumplimiento del programa, también hay”.

En una línea distinta, el presidente de la DC Jorge Pizarro aseguró que la centralidad debe ser la reactivación económica. “Hace dos meses que venimos planteando que la primera preocupación del gobierno sea reactivar la economía, eso significa incentivar el crecimiento, generar condiciones para que haya mayor inversión del sector privado en nuestro país”, indicó.

Los asistentes habrían resuelto evitar hablar de “restricciones” y usar el término “concentrarse” en determinadas reformas en lugar de “priorizar” algunas por sobre otras. A la salida del encuentro, sin embargo, el titular de Hacienda, apeló a la “responsabilidad” indicó sobre la reunión que “con mucho realismo discutimos de las distintas restricciones que existen, y eso involucra el compromiso con seguir siendo responsables”.

Al persistir los desacuerdos, los asistentes al comité resolvieron convocar a una reunión especial para definir un plan de acción al respecto, instancia en la cual el ministro Valdés hará una propuesta junto al comité político. No se fijó fecha exacta ni lugar, pero se acordó concretarla durante la próxima semana.