Luego de reunirse en una nueva asamblea nacional, el Colegio Médico (Colmed) sostuvo que “la oferta presentada por el Ministerio de Salud es un avance en este proceso de negociación, pero se considera insuficiente”, pero que seguirán dialogando con las autoridades hasta el próximo 30 de junio esperando una propuesta mejorada.

Según detalló el presidente del Colmed de Punta Arenas, Gonzalo Sáez, la propuesta del Minsal cumplió con mejorar las condiciones salariales de los profesionales a través de un aumento de bonos y asignación, pero no por vía de reajuste al sueldo base.

maxresdefault

“Como lo que nosotros queremos es atraer a los médicos desde el sector privado a los hospitales y dignificar la salud pública, consideramos que un reajuste de bonos o asignaciones no es lo ideal, porque es discrecional a los directores de servicio o de los establecimientos, en lugar de ser algo uniforme y para todos, como sería un mejoramiento del sueldo base”, afirmó según La Tercera.

Además, el dirigente señaló que para el gremio es importante que los médicos residentes sean considerados funcionarios, punto que todavía no es resuelto en las conversaciones con el Minsal. ” Los residentes se desempeñan igual que cualquier otro médico contratado y eso debe reconocerse”, declaró.

Si bien se han logrado acercamientos con las autoridades de gobierno, en caso de que el próximo martes no exista acuerdo, ya se acordó un proceso de movilización ascendente. La medida fue respaldada por una 83% de los profesionales con 4.022 votos, cuya presión podría expresarse en paros por hora e incluso renuncias por parte del personal médico de hospitales.

Las demandas centrales del Colmed, agrupación que reúne a 18 mil profesionales en el servicio público, han sido presentadas a lo largo de 26 días de negociación. Entre ellas destacan: aumento del sueldo base en un 30% para los médicos, con un promedio de $245 mil más por personas; entrega de asignaciones de competencia para especialistas como incentivo para quedarse en el sistema público, además de un bono de incentivo al retiro; y la condición funcionaria para médicos en fase de especialización en los hospitales del país, cuyas condiciones laborales difieren de los contratados.