Ya empiezan a circular las interrogantes respecto a la forma que tendrá la nueva ministra de Educación para enfrentar el difícil momento en que llega a encabezar la cartera. Y es que si bien Adriana Delpiano tiene una extensa carrera en el mundo político, el criticado estilo del saliente Eyzaguirre marca un precedente para la forma de trabajo que impulsará. 

El actual paro indefinido que mantiene el Colegio de Profesores en rechazo al proyecto de Carrera Docente enviado por el Ejecutivo, se perfila como el principal  desafío que deberá encarar Delpiano. Desde el magisterio catalogaron la labor del ministro saliente como “soberbia”, puntualizando su falta de flexibilidad para incorporar las propuestas del movimiento social al proyecto y negando su retiro del Parlamento con un rotundo “no vamos a ceder”.

Desde la Confech, la crítica hacia el ex ejecutivo del FMI fueron en la misma línea. Alegan falta de claridades por parte del Mineduc sobre la reforma educacional, de la que no recibieron mayor información -explican – durante la reunión que sostuvieron con las autoridades el pasado martes.

Una vieja conocida de la Concertación – ha ocupado cargos públicos desde 1994 -, tiene una larga trayectoria política. Militante del MAPU – Obrero campesino hasta 1973, partió exiliada a México donde perfeccionó sus estudios. De carrera Asistente Social de la Universidad Católica y magister en Educación, ha estado en numerosos puestos de confianza.

maxresdefault8-730x410

Durante el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, se desempeñó como Ministra de Bienes Nacionales (1994-1999); luego como ministra directora del Sernam en la administración de Ricardo Lagos; y posteriormente como Intendenta de la Región Metropolitana en el primer mandato de Michelle Bachelet.

Actual militante del PPD, también ha pasado por el mundo privado. Desde 2010 ocupó el cargo de directora ejecutiva de Educación 2020, institución que fundó la actual Subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga. Además, hasta hace poco se desempañaba como asesora del Mineduc.