vacunasA partir del próximo año, en California no habrán argumentos religiosos 0 morales que sirvan para excusarse de vacunar a los niños. La nueva normativa, que fue aprobada el lunes por el Senado y firmada ayer por el gobernador Jerry Brown, establece que todos los menores en edad escolar deberán ser vacunados, mientras que sólo podrán eximirse los niños que padezcan de alguna enfermedad alérgica grave o con problemas en su sistema inmune.

La iniciativa se aprobó con 24 votos a favor y 12 en contra y entrará en vigencia durante el 2016, sumándose a las legislaciones vigentes en Mississippi y Virginia Occidental.

En adelante, la inmunización será obligatoria para los niños en edad escolar. Si sus padres no cumplen con el requisito, el menor no podrá ingresar al colegio o a las guarderías, ya sean de carácter público o privadas. En dicho Estado, la normativa surge como respuesta a los más de 150 casos de sarampión detectados hace algunos meses.

Sin embargo, los grupos antivacunas se oponen a la nueva ley, señalando que viola los derechos personales de los padres, la elección médica y las libertades religiosas. Además, denuncian que no existe seguridad total sobre el efecto de dichas vacunas.