Se viven momentos de tensión en la ciudad de Columbia, capital de Carolina del Sur, Estados Unidos. El grupo llamado “Caballeros Leales Blancos”, facción del Ku Klux Klan (KKK), convocó una protesta para el próximo 18 de julio en defensa de la bandera confederada, frente a la campaña para retirarla del frontis del parlamento de Estado tras el asesinato de nueve persona afroamericanas en Charleston tras un tiroteo contra una iglesia .

Columbia

La protesta fue programada para realizarse en las afueras del capitolio de Columbia, mientras la organización racista sostiene que “se está borrando la historia y cultura blanca de los libros de historia. Por eso quieren bajar esa bandera”, según señaló el periódico local The State. 

El polémico llamado se da mientras el FBI cursa una investigación sobre la quema de siete templos religiosos asociados a comunidades afroamericanas perpetrada luego de los ataques en Carolina del Sur.

Cinco días después de que Dylann Roof asesinara a nueve personas en una iglesia, la gobernadora republicana de Carolina del Sur, Nikki Haley, pidió a la legislatura de su estado que retirasen la bandera confederada de las inmediaciones del capitolio de Columbia.

El debate sobre el uso de ese símbolo de la guerra civil del siglo XIX se ha intensificado durante los últimos días, ya que para algunos representa un homenaje a sus antepasados que murieron en la guerra, y para otros es una señal que avala la esclavitud y el racismo. El Ejército Confederado agrupó a los estados del sur que lucharon contra la abolición de la esclavitud.

Los legisladores de Carolina del Sur discutirán el próximo 6 de julio un proyecto que busca remover la bandera confederada del Capitolio.

INCENDIOS TRAS MATANZA RACIAL

Desde los asesinatos cometidos el 17 de junio, siete iglesias vinculadas a comunidades afroamericanas recibieron ataques incendiarios. El FBI se encuentra realizando una investigación para dar con los responsables.

El último ataque se produjo anoche en la histórica iglesia de Greeleyville, en Carolina del Sur, a 120 kilómetros de Charleston. El mismo templo fue incendiado en 1995 por el Ku Klux Klan.

Los templos atacados son la Iglesia Adventista del Séptimo Día de College Hill, en Tennessee; la Iglesia Cristiana del Poder de Dios, en Georgia; la Iglesia Bautista de Briar Creek Road, en Carolina del Norte; la Iglesia Bautista de la Arboleda de Glover; la Iglesia del Milagro Mayor de la Santidad Apostólica, en Florida; y la Iglesia Presbiteriana de Fruitland, en Tennessee.