102 - AGLEsta mañana arribó a nuestro país el vicepresidente del Estado Plurinacional, Álvaro García Linera, visita enmarcada en el lanzamiento de su libro “Comunidad, Socialismo y Estado Plurinacional”, publicado por Ediciones El Desconcierto. El evento se realizará este jueves 2 de junio a las 19 horas en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

El intelectual y académico aprovechó la instancia para dar una extensa conferencia de prensa en el Hotel Neruda, en la que respondió en tono calmo y pausado a cada una de las consultas, que en un principio giraron inevitablemente en torno a la demanda marítima presentad ante la Corte de La Haya.

García Linera afirmó al respecto que “Bolivia ha acudido a la Corte de La Haya por un tema de reparación histórica”, realizando dicha acción “en apego estricto a la normas de convivencia pacífica moderna de los estados, en reclamo de una injusticia histórica”.

110 - AGL
Por ello, el vicepresidente boliviano argumentó que “esa es una injusticia que dura más de 100 años” y aseguró que la demanda ante La Haya “no es una actitud ni de mala fe ni de venganza contra el Estado ni el pueblo chileno, es una actitud de justicia”.

Junto con reafirmar que Bolivia respetará el fallo de la Corte Internacional de Justicia, García Linera se mostró optimista “en que la Corte va a privilegiar la integración entre los pueblos”.

“Este es un conflicto y va a ser una herida permanente que sangra en el cuerpo latinoamericano. Y es tiempo, en el siglo XXI, de cerrar esta herida con las herramientas del siglo XXI, con las herramientas del diálogo y del encuentro pacífico entre los pueblos. Lo que estamos pidiendo a la Corte es que el gobierno de Chile y el de Bolivia se sienten a dialogar. Es un pedido fundamental para la convivencia entre los pueblos, y somos muy optimistas. Nadie puede oponerse al diálogo. Sería algo inaudito que un tribunal se opusiera al diálogo entre pueblos hermanos”, explicó.

La segunda autoridad altiplánica abordó también otras temáticas, como el pujante ritmo de crecimiento económico que muestra Bolivia, y los distintos aspectos en lo que la región puede avanzar en términos de integración.

Ante la consulta de El Desconcierto sobre las razones que explican el marcado y sostenido crecimiento económico, García Linera afirmó que “Bolivia es un ejemplo de modernización exitosa” y destacó que “se está haciendo una justa distribución de la riqueza”.

Al respecto, el vicepresidente boliviano recordó que  en los últimos 10 años, la nación altiplánica ha mostrado un crecimiento promedio de 5%. “Esto significa que en los últimos 9 años ha triplicado el Producto Interno Bruto (PIB)”, afirmó.

Además aseguró que de acuerdo a datos del Banco Mundial, los países que no cuentan con salida soberana al mar ven ralentizado el crecimiento económico entre un 1,5 a un 2,5%. “Esto quiere decir que si Bolivia hubiera tenido algún tipo de salida soberana al mar, el crecimiento boliviano hubiese bordeado durante la última década el 7% promedio. Eso sería un record histórico, solamente batido por Panamá, que tiene salida a ambos mares”, indicó.

García Linera recordó que Bolivia aún muestra importantes cifras de extrema pobreza. Sin embargo, durante los últimos 8 años, esa cifra se redujo en un 20%. Ello, sumado a que durante 2015 los indicadores de la actividad económica bolivianos no se han visto afectados por la crisis económica internacional.

50 - AGL
“Entonces no cabe duda que hay un milagro boliviano en la modernidad, y parte de esto significado también la preocupación por el mercado interno. En los últimos 9 años, el salario mínimo ha pasado de 40 dólares en 2006 a 210 dólares aproximadamente, que significa un incremento del 600%”, graficó el vicepresidente de Bolivia.

García Linera explicó que durante 2005, la economía chilena era 14 veces más grande que la boliviana. Esa brecha en 2013 se redijo a 8 veces y si el ritmo actual de crecimiento económico se mantiene hasta fines de la presente década, el Gobierno boliviano espera que la distancia entre ambas economías sea de 4 a 1.

“Bolivia está mostrando un modelo económico exitoso en términos de crecimiento, de desarrollo, de expansión, de su actividad productiva”, indicó.

Sin embargo, el vicepresidente altiplánico reconoció que aún tienen importantes desafíos. “Todavía tenemos un elevado porcentaje de extrema pobreza, pero su reducción es aceleradísima. Si mantenemos estos ritmos de crecimiento en la economía boliviana, vamos a estar con cifras de extrema pobreza de un solo dígito, acabando ésta década. Ya nos estamos acercando a los parámetros latinoamericanos internacionales”, señaló.

“Hoy ya somos un país de ingresos medios, y nos visualizamos para la siguiente década como uno de los países con tasas de ingreso promedio por persona en los niveles medios-superiores del continente. Estamos trabajando sistemáticamente para hacer eso, en términos de diversificar la economía, industrializar recursos naturales carboníferos y mineros, con fuerte inversión en salud y en educación. Y esperamos cosechar los resultados de este modelo de modernidad exitosa en América Latina a partir del 2020 al 2025. Es decir dentro de 6 a 10 años en total. Nos sentimos satisfechos con lo logrado, pero sabemos que los retos aún siguen siendo gigantescos”, concluyó García Linera.