El proyecto fue ingresado el pasado 9 de abril, por el diputado Germán Verdugo (RN) y contó con la aprobación de la mayoría de los parlamentarios, con 44 fotos a favor, 6 en contra y 15 abstenciones.

Sus autores defienden la iniciativa asegurando que el país conoce las bajas pensiones que reciben los adultos mayores, que en la mayoría de los casos son inferiores al sueldo mínimo mensual.

En vista de este escenario, señalaron los parlamentarios, los adultos mayores se ven obligados a solicitar créditos a distintas instituciones financieras, con el fin de solventar sus gastos médicos o básicos que no alcanzan a ser cubiertos por la entrega de la pensión mes a mes.

Hoy, aunque un adulto mayor sea dueño de un inmueble, no puede sacarle “provecho”, pues no está dentro del giro de los bancos o instituciones financieras recibir una propiedad y entregar el valor de la tasación comercial en cuotas, menos en el caso de este grupo etario de la población.

“Pareciera ser una salida a las bajas pensiones el contar con la posibilidad de hipotecar dicho bien, con el cual el Servicio Público creado por el Estado otorgue el equivalente a la tasación comercial de dicho inmueble en mensualidades, a fin de que los pensionados vean incrementado su ingreso mensual”, consignaron en el proyecto, según El Mostrador.

Para que los adultos mayores pudieran obtener ingresos de sus inmuebles, se debería ampliar el giro de la actual Dirección General de Crédito Prendario a bienes inmuebles o, de otra forma, optar por la creación de una nueva institución del Estado que cumpla estos fines.

La propuesta ya genera reacciones. El diputado Gabriel Boric (IA), señaló a través de su cuenta de Twitter que “el nivel de disociación de muchos políticos con la realidad y ciudadanía es radical. Y lo digo desde la política”. Además, el parlamentario ironizó, consignando que “célula extremista de neoliberales propone que para mejorar pensiones que entregan AFP, adultos mayores hipotequen sus casas. Son diputados”.