Alberto Mayol y Jose Miguel Ahumada lanzaron el pasado 23 de junio su nuevo libro Economía Política del Fracaso. Al encuentro asistieron más de 400 personas, que atestiguaron los comentarios de un polémico panel que generó debate en torno a los planteamientos de la obra.

Entre los invitados se encontraba el ex candidato presidencial, Andrés Velasco, que si bien no se extendió demasiado en sus apreciaciones, apuntó a que el concepto “modelo” no significaba un real aporte para el debate el ciencias sociales.

La posición del líder de Fuerza Pública fue profundizada en su página web, donde publicó una serie de argumentos que apuntaron a la falta de peso argumentativo del libro. Según Velasco, las categorías “modelo” y “modernización”, utilizadas frecuentemente en la propuesta, son analíticamente vacías.

27 - fracaso mayol

“¿Qué modelo?”

El ex presidenciable sostiene que el concepto “modelo” es utilizado de igual manera por sectores contrarios: uno donde se enaltecen las promesas del “modelo”, y otro donde se le condena por los múltiples fracasos a nivel económico y social en el país.

“Cuando el mismo concepto es todas esas cosas para tanta gente, cuando es todo bueno o todo malo, blanco o negro, deja de ser analíticamente útil. Al leer el libro dan ganas de formular una propuesta que seguro será rechazada, pero la planteo igual: que cualquier texto de ciencias sociales que en Chile quiera hacer un aporte, omita desde ahora en adelante cualquier referencia al ‘modelo’“, sentenció.

“¿A qué tipo de capitalismo corresponde el “modelo”? ¿A todos? ¿A ninguno? ¿Cómo ha variado esa correspondencia a lo largo del tiempo? Para esas preguntas claves el libro de Mayol y Ahumada no ofrece respuesta alguna”, añade.

La “modernización”

Velasco desliza una crítica similar frente al concepto de modernización planteado en el libro, o más bien, la ausencia de dicha definición.

“En el texto hay una serie de definiciones de lo que conceptualmente no es la “modernización”, pero ninguna que clarifique en que  consiste. Lo que sí queda claro es que la modernización debe ser algo bueno, porque al no haberse modernizado –Mayol y Ahumada sostienen— Chile fracasó“, afirma.

“Afirmaciones que disparan a la bandada y concluyen “ya somos modernos” o, por el contrario, “la modernización” fracasó, pueden ser útiles porque caben en una pancarta, pero no resultan iluminadoras en un libro de varios cientos de páginas. La complejidad de la modernización, que es la importa para decidir políticamente el camino —como país— hacia adelante, está ausente de análisis de Ahumada y Mayol”, agrega.

29 - fracaso mayol

Conclusiones que “no gustan a los autores”

El ex ministro de Hacienda, basándose  en el diagnóstico  de que es “imprescindible” diversificar la matriz productiva y la canasta exportadora del país, afirma que es “difícil eludir ciertas conclusiones que a los autores del libro probablemente no les gusten para nada”.

Argumenta que las discusiones en materia de reforma educacional y laboral están mal enfocadas, y es “necesario adoptar una postura reformista con un fuerte énfasis en el desarrollo”.

“No es el estatismo ni el mercado puro la respuesta para continuar con el crecimiento. Si algo define el éxito alcanzado en las últimas décadas ha sido precisamente una visión de centro reformista que reconoce en el mercado el motor para el crecimiento y en el Estado el eje articulador de la estrategia productiva y de la redistribución social. Cuando al centro político le ha ido bien, a Chile le ha ido bien. Es hora de retomar ese otro “modelo”, concluye.