comision gobierno senadoUn proyecto de ley que impide a los partidos presentar candidatos a las elecciones municipales y de Cores en las regiones en las que no estén constituidos se aprobó este miércoles en la comisión de Gobierno del Senado. La iniciativa próximamente pasará a sala para comenzar a regir antes de los próximos comicios municipales.

La iniciativa fue impulsada en su primer trámite por diputados de la Nueva Mayoría y la Alianza, entre los que figuran el PS Osvaldo Andrade, los DC Ricardo Rincón, Fuad Chaín y René Saffirio, el PPD Guillermo Ceroni, el UDI Arturo Squella y los RN Leopoldo Pérez y Cristián y Nicolás Monckeberg.

La rechazaron, en tanto, sólo cuatro diputados: Gabriel Boric, de Izquierda Autónoma; Giorgio Jackson, de Revolución Democrática; Cristina Girardi, del PPD; y Gaspar Rivas, independiente ex RN.

Según señaló la senadora Ena von Baer (UDI) a El Mercurio, “esto busca igualar lo que tenemos hoy en día en las elecciones parlamentarias, que solo pueden presentar candidatura quienes están conformados en la comuna o la región, respectivamente. Esto es importante para fortalecer a los partidos políticos y también para igualar la legislación con otro tipo de elecciones”.

Von Baer se refiere a las elecciones parlamentarias, en las que hoy solo se pueden presentar candidatos de partidos inscritos en la circunscripción o distrito correspondiente, a diferencia de las elecciones municipales y de Cores, en las que a través de un pacto electoral pueden participar representantes de formaciones que no necesariamente estén constituidas en las respectivas regiones.

La disposición, de convertirse en ley, no afectaría a la UDI, RN, la DC, el PS, el PPD, el PRO, el PR y el PC, pero sí a partidos como el MAS o el PRI y movimientos en formación como Revolución Democrática, Amplitud o Izquierda Autónoma.

El diputado autonomista Gabriel Boric aseguró al mismo medio que “este proyecto es una muestra más de la desesperación de los partidos tradicionales por sobrevivir en un ambiente hostil y de profundo desprestigio. Pueden seguir intentando restringir la democracia, pero tarde o temprano eso les pasará la cuenta”.

La senadora de Amplitud Lily Pérez, en tanto, también rechazó el proyecto, asegurando que “les interesa mucho a quienes no quieren competencia”, y sentenció sobre sus impulsores que “la opinión pública los castigará”.