Foto: Presidencia.

Foto: Presidencia.

Se trata de una modificación en el calendario de reformas que seguramente no pasará inadvertida. Las promesas del Gobierno de lograr en 2018 que el 70% de los estudiantes de menores recursos no pagaran la Educación Superior, y alcanzar el 100% hacia 2020, ya no están sobre la mesa.

Este viernes, y tras un reunión extraordinaria de Gabinete, Michelle Bachelet salió a explicitar que dichas promesas seguirán adelante “en la medida que la economía vaya creciendo y exista disponibilidad de recursos fiscales”.

Si bien no hubo recalendarización para uno de los caballitos de batalla de la segunda administración de Bachelet, desde el oficialismo se venía pidiendo una revisión a los plazos comprometidos.

“Los presidentes de partido firmamos el 2012 un compromiso de gratuidad para el 70% de menores ingresos. Nunca hablamos de gratuidad universal y si bien fue incluido en el programa para 2020, la realidad económica, unida al realismo y sinceramiento de la Presidenta, debiera conducirnos a un ajuste en materia de financiamiento de la reforma educacional”, dijo el senador Ignacio Walker a El Mercurio.

Si bien la medida de extender el plazo para alcanzar el 70% de gratuidad habría generado consenso dentro de la Nueva Mayoría, el presidente del PPD salió a criticar la señal enviada por La Moneda. “Revisar la gratuidad del 70% a 2018 me parecería incomprensible, porque eso es irrenunciable”, indicó el senador Jaime Quintana al mismo matutino.