emilio berkhoffPor estos días, la Policía de Investigaciones y Carabineros buscan intensamente a Emilio Berkhoff, el joven que fue declarado culpable de los delitos de porte ilegal de armas y municiones y condenado a cinco años y un día de cárcel. El universitario ha sido vinculado a las acciones de la Coordinadora Arauco Malleco y decidió declararse en rebeldía luego de que la Corte Suprema ratificara su condena. 

A través de un comunicado público escrito desde la clandestinidad, Berkhoff recordó que ha solidarizado durante aproximadamente nueve años con las demandas del pueblo mapuche y sus comunidades. Así fue como, junto a su familia, decidieron instalarse a vivir en Puerto Choke, en el lago Lleu-Lleu.

“Aquí hemos acompañado el proceso de recuperación territorial de las comunidades en contra de las empresas forestales apostadas en el territorio Mapuche, estas son Mininco, Arauco y Volterra. Como es bien sabido los dueños de estas empresas son las familias Matte, Angelini y capitales transnacionales, los que a su vez financian transversalmente a los políticos tanto de la derecha como de la nueva mayoría”, consignó.

En este escenario, aclara, no es de extrañar el apoyo irrestricto de los gobiernos a dichas empresas, lo que se ve reflejado en la ampliación del decreto 701 de fomento a la actividad forestal o en la militarización de las comunidades cercanas a los cultivos de pino y eucaliptus. “Así también han sido centenares de comuneros, militantes y simpatizantes de la lucha Mapuche los que han sido encarcelados con largas prisiones preventivas y muchos condenados, con el único fin de amedrentar al movimiento mapuche en general y salvaguardar los intereses de las forestales“, agregó.

“Mi proceso judicial siempre estuvo plagado de irregularidades y vicios, desde testigos protegidos hasta testigos de oída, el debido proceso jamás existió y menos aún un juicio justo”.

“Durante el año que llevo libre mis energías han estado puestas en mi familia y continuar acompañando los procesos de recuperación territorial contra Mininco, y el proyecto de liberación nacional mapuche. Son estas las convicciones que despiertan la ira de las forestales, los tribunales y el gobierno, todos coludidos en frenar el avanzar de las comunidades y la simpatía que despierta en el pueblo chileno. Mi proceso judicial siempre estuvo plagado de irregularidades y vicios, desde testigos protegidos hasta testigos de oída, el debido proceso jamás existió y menos aún un juicio justo. Sus acusaciones sin ninguna prueba concreta no se pudieron sostener“, argumentó Berkhoff.

En su declaración, el universitario explica que debió ser absuelto de 8 de las 10 causas en su contra, siendo condenado sólo por porte de arma, un delito que en la mayoría de los casos no implica cárcel. Sin embargo, el tribunal decidió darle la pena más alta al respecto, argumentando que las armas estaban destinadas a atentar contra las fuerzas policiales.

emilio_berkhoff“Esto lo infieren de los documentales y lecturas que en mi poder encontraron, es decir se me condena por las ideas que defiendo. Esto es una condena política presionada por el poder de las forestales, coordinada por el Ministerio del Interior, tanto de la administración de Piñera como la de Bachelet, fueron ambos querellantes en la causa, se dicen distintos pero a la hora de proteger al rico, son uno. Mi consuelo a tanta injusticia reside en la hermosa familia que tengo y me acompaña en esta lucha. También me consuela el ser testigo de que los procesos de recuperación territorial y reconstrucción nacional son ya imparables”, recalcó.

Emilio Berkhoff detaló que son cientos de hectáreas las que hoy son controladas por las comunidades, pese al desprestigio mediático de sus demandas y movimientos.

“Mi condena ya ha sido ratificada por todas las instancias correspondientes, que se han hecho cómplices de la injusticia en donde no hubo ni debido proceso ni juicio justo. Frente a esto es mi deber como revolucionario declararme en rebeldía frente a la opresión de los poderosos, de las transnacionales forestales y del estado servil a los intereses capitalistas. Así, desde donde esté, continuaré aportando al proceso de Liberación Nacional Mapuche”, finalizó.