La Secretaría de Comunicaciones (Secom) de La Moneda quedó acéfala. Todo tras la abrupta renuncia presentada por su director interino e hijo de Enrique Correa, Carlos Correa.

Según informa hoy El Mostradorla salida de Correa se produce ante la profunda discrepancia entre él y la jefa de gabinete de la Presidenta, Ana Lya Uriarte tras el lanzamiento de la campaña “Todos x Chile”, que acompañó la realización del consejo de gabinete extraordinario realizado el pasado viernes.

La molestia de Correa se habría desatado al enterarse por la prensa de la campaña comunicacional, que estuvo a cargo de la publicista Piedad Rivadeneira, quien se adjudicó la misión por vía directa, tras un pago de $50 millones.

La decisión de excluir a la Secom habría pasado directamente por Uriarte, quien mantuvo en completo desconocimiento de la campaña a Correa.

Con la salida del subdirector, la Secom no cuenta con nadie al mando, ya que el hijo del influyente consultor comunicacional había asumido el interinato desde el pasado 10 de marzo, cuando Paula Walker salió de la dirección.