Los incibarristasdentes ocurridos en Talca, en el duelo entre Rangers y Universidad de Chile durante el pasado jueves, terminaron por provocar la suspensión del partido. En paralelo, además, se reactivó la discusión sobre los barristas y la violencia en los estadios, generando una serie de publicaciones con perfiles sobre éstos mismos.

Aunque en su formato digital, La Tercera obvió un cuadro que describía cómo distinguir a los barristas, los hinchas repudiaron en masa la publicación de esta información en su edición papel.

En el artículo, se señala que los “nuevos barras bravas” fluctúan en un rango etario entre los 16 a 25 años, son de corriente ideológica anarquista y actitud “violenta”. Además, se señala que no poseen trabajo, cuentan con “mala formación en el hogar” y que “antes de cada partido consumen droga y alcohol”, entre otras características.

En entrevista con eldesconcierto.cl, Andy Zepeda, presidente de la Asamblea Hinchas Azules, criticó la publicación de La Tercera, asegurando que intenta develar la identidad del barrista desde una perspectiva que criminaliza y estigmatiza a la hinchada en general.

“Es una visión sesgada del mundo barra. Es triste e injusto, porque existen muchos muchachos que cumplen con algunos de esos elementos del perfil barra que intentan establecer los periodistas tras esa nota, pero que en definitiva no participan de hechos de violencia, no andan asaltando a la gente ni andan rompiendo todo lo que pillan. ¿Se da todo eso? Claro, habría que ser muy obtuso para negarlo, creo yo, pero de ahí a pensar que todos los barristas son derechamente delincuentes es un error“, argumentó.

azulesPara Zepeda, ser barrista implica mucho más que pelear territorio o quitar lienzos, como han sugerido los medios: “Hay cosas muy lindas y positivas del mundo barra, que lamentablemente son obviadas por publicaciones como esa y permanecen en la oscuridad para la opinión pública”.

LA VIOLENCIA INVISIBILIZADA

Pese a que la violencia en los estadios es analizada desde diversas aristas, a juicio de los hinchas no se ha profundizado en las causas estructurales de ésta, ni tampoco en otras responsabilidades.

“Ya sea física o simbólica, esa violencia institucionalizada tiende a ser invisibilizada por los medios y suele culparse únicamente a los hinchas, que por lo general, solo responden a la violencia con más violencia”.

“La violencia que ejercen hinchas existe y es por lo general en respuesta a una violencia que viene desde arriba. Ya sea física o simbólica, esa violencia institucionalizada tiende a ser invisibilizada por los medios y suele culparse únicamente a los hinchas que solo responden a la violencia con más violencia. Sin embargo, toda esa violencia, se enmarca en algo mucho más amplio, que es la violencia estructural de este país“, acota Zepeda.

De la misma forma, los hinchas que hoy se organizan cuestionan el rol jugado por las Sociedades Anónimas. Azul Azul, la concesionaria que lidera actualmente a Universidad de Chile, es apuntada por muchos como el cómplice y perpetrador de los abusos sufridos por la hinchada.

laterceraLa compleja relación de los hinchas con la concesionaria ha sido uno de los conflictos invisibilizados por el periodismo tradicional durante los últimos años. Además de la violencia física que aseguran vivir algunos grupos en el estadio -quienes son reprimidos por portar lienzos con consignas en contra del fútbol de mercado-, también existe una violencia simbólica asociada a la imposibilidad de los hinchas de participar en el club de sus amores.

Así lo explica el presidente de la Asociación Hinchas Azules: “Nos robaron la institución que amábamos, y si un robo no es violento, ¿qué sí lo es? Esa usurpación y esa exclusión son por naturaleza violentas. Prohibir los bombos, las banderas, los lienzos y hasta el papel picado, elementos tangibles de la cultura barra de nuestro país, ¡es tremendamente violento! Y claro, cuando el hincha violentado responde con una bengala, es criminalizado hasta el hartazgo, se le llama simio, delincuente y se dice que es un ‘mal llamado hincha'”.

MEDIO AZUL: “EXISTEN MÚLTIPLES CULPABLES”

Elnoficial.cl es uno de los medios asociados a la hinchada de la Universidad de Chile. Desde su espacio, también reaccionaron a la publicación realizada por La Tercera, asegurando que  se “enjuicia, humilla y denuesta la calidad de hincha del fútbol”.

A través de una declaración publicada en sus redes sociales, los hinchas aseguraron que quienes construyen y realizan estos análisis se encuentran muy alejados de la vida del estadio, la construcción de un club y el valor de los colores representados.

Además, señalaron, los barristas no son los únicos responsables de la violencia en los estadios: “Existen múltiples culpables; El Plan Estadio Seguro, que nunca ha sido implementado como tal, en el que sus estudios de viabilidad se escapan de toda concepción de realidad. El Ministerio del Interior y Seguridad Pública, encargado de salvaguardar el interés económico del espectáculo deportivo por sobre los Derechos de los Ciudadanos, y las Sociedades Anónimas Deportivas, que vinieron a coartar el último espacio de libre expresión de masas, deseando implementar el modelo europeo dentro de un fenómeno cultural que se expresa en toda Latinoamérica”.