pablo honoratoDurante el pasado miércoles 22 de julio, el departamento de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, junto a abogados y familiares de Rodrigo Rojas de Negri organizaron una conferencia de prensa. La actividad se desarrolló en el tercer piso de calle Agustinas, hasta donde llegó una importante cantidad de medios locales e internacionales a cubrir la noticia.

El caso vuelve a la palestra luego de que el ex conscripto Fernando Guzmán decidiera romper el pacto de silencio militar y entregar nueva información sobre lo ocurrido con Rojas y Carmen Gloria Quintana, lo que ha suscitado la realización de nuevas diligencias y órdenes judiciales, dirigidas por el ministro Mario Carroza, encargado de la investigación.

Según informó Radio Villa Francia, mientras los periodistas instalaban sus micrófonos para registrar las declaraciones de la conferencia, Amanda de Negri -tía del joven que fue quemado asesinado por el Ejército en 1986- ingresó al lugar y se percató de la presencia de Pablo Honorato, el comunicador de Canal 13. Entonces, exigió su salida de la conferencia, recordándole al periodista el rol que cumplió durante la dictadura y las informaciones manipuladas que éste dio sobre diversos casos, donde se incluye lo ocurrido con Rojas y Quintana.

La Nación consignó que Amanda de Negri le señaló a Honorato “que no podía estar presente allí”, recordándole la forma en que enfrentó el caso de su sobrino. El periodista tuvo que retirarse del lugar, siendo cuestionado por segunda vez en el año, luego de la patada que le propinó en mayo pasado Luisa Toledo, madre de los jóvenes Vergara Toledo, cuando se lo encontró en Tribunales.