disidentes colegio de profesores

La división interna del Colegio de Profesores hoy vive su peor momento, ad portas de una asamblea nacional clave para definir el futuro del paro docente, luego que la Cámara de Diputados aprobara este jueves la idea de legislar el proyecto de Carrera Docente, en directa contradicción con la votación emanada de la Comisión de Educación de la misma corporación.

La instancia máxima de representación del Magisterio ya había sufrido un bochornoso episodio el viernes pasado, tras la suspensión decretada por Jaime Gajardo cuando diversos dirigentes nacionales presionaban por una consulta a las bases. Dicha sesión debía retomarse hoy, tal como lo indicaba la citación emanada este martes y que fue acordada por el directorio nacional.

Sin embargo, pasadas las 21 horas de este jueves, Gajardo firmó una circular dirigida a los asambelístas informando que la cita había sido reagendada “debido a que no fue posible conseguir un lugar que reuniera las condiciones adecuadas para el buen desarrollo de este evento, particularmente en lo referido a la seguridad de los y las Asambleístas”. Dicha circular fue firmada únicamente por el presidente del Magisterio.

Según ambas posiciones, las dos citaciones tienen igual validez y tiene carácter resolutivo.

Darío Vásquez, secretario general de la colectividad, aseguró que el cambio de convocatoria no fue acordado por el resto de los directores nacionales, por lo cual, la citación para este viernes sigue siendo la única vigente.

Según explicó a eldesconcierto.cl, la última comunicación que tuvo vía telefónica con Gajardo ocurrió el miércoles en la noche, con motivo de acordar el lugar donde se realizaría la asamblea. “Él me dijo que iban a correrla para el lunes pero yo le dije que eso no podía ser, que él no estaba por encima de los estatutos de nuestra institución, y entonces me colgó”, detalla Vásquez.

En estos momentos, los dirigentes de la disidencia están reunidos en la Universidad de Santiago para llevar a cabo la esperada asamblea nacional, y aseguran que en el caso de que el presidente nacional no aparezca, éste puede ser subrogado por el vicepresidente.

“Esta es la única asamblea acordada por el directorio, por lo que vamos a desarrollar la votación independiente de lo que diga el presidente nacional, porque lo que está haciendo sencillamente no corresponde”, finalizó Vásquez.