La división interna del Colegio de Profesores sigue dando muestras claras tras la celebración de una nueva asamblea nacional este lunes, convocada por el presidente del Magisterio, Jaime Gajardo.

A la cita convocada en la sede la CUT ubicada en Santiago concurrieron 95 asambleístas, que finalmente decidieron suspender el paro que se arrastraba hace ya 57 días.

La votación se resolvió por 90 votos a favor de la suspensión y de reponer la mesa de diálogo con el ministerio de Educación, mientras que sólo 3 delegados se inclinaron por mantener el paro y otros dos se abstuvieron de votar.

La reunión de este lunes marcó distancia con la asamblea celebrada el viernes pasado en la Universidad de Santiago y que fue encabezada por dirigentes de la disidencia, entre ellos, el prosecretario Mario Aguilar y el secretario general Darío Vásquez.

En esa oportunidad, concurrieron 88 asambleístas, y tomaron la decisión de llevar a cabo un proceso de consulta nacional a las bases sobre la continuidad del paro.

Dicha consulta fue programada para este lunes y desde primera hora sigue el curso trazado por la asamblea del viernes.


TAMBIÉN PUEDES LEER|Boric y Carrera Docente: Se ignoró a profesores porque “hubo arrogancia tecnocrática muy grande del gobierno”


 

 ¿CUÁL ES LA DECISIÓN LEGÍTIMA? 

Las posiciones al interior del Magisterio parecen no encontrar acuerdos y la crisis interna entre los miembros del directorio ha empeorado desde el viernes pasado.

Ambos sectores defienden la legalidad de sus acciones, ya que según argumentó el sector disidente, la reunión del viernes pasado había sido convocada por el directorio nacional, y la decisión de aplazar la asamblea fue adoptada unilaterlamente por Gajardo, tal como lo confirma la circular enviada el jueves pasado por el presidente de la instancia gremial.

En un comunicado de prensa enviado este domingo, Gajardo restó validez a la decisión de la disidencia y aseguró que el llamado a consulta “no forma parte de las actividades convocadas por el Colegio de Profesores de Chile” y criticó en duros términos al sector disidente, asegurando se está “considerando seriamente sanciones y esto puede llevar a procedimientos con nuestros abogados, porque estos intentos de golpismo gremial no pueden quedar en la impunidad”.


TAMBIÉN PUEDES LEER| FOTOS: Profesores defecan frente al Congreso en contra el proyecto de Carrera Docente


 

Consultado por eldesconcierto.cl, Mario Aguilar aseguró al respecto que Gajardo “no tiene la atribución de suspender una asamblea por decisión propia, porque eso le corresponde al directorio. Cuando él intenta trasladar la asamblea al lunes, no lo hace ajustado a estatutos, por lo tanto, él está fuera de los estatutos, y si hay alguien a quien se le debe aplicar sanciones es él”.

Aguilar defendió la legalidad de la asamblea del viernes asegurando que estaba “absolutamente ajustada a normativa y a nuestros estatutos, ya que había sido citada por el propio Jaime Gajardo tras el acuerdo con el directorio nacional”.

El dirigente más visible de la disidencia agregó que “la decisión válida para nosotros es la que tomen los profesores en esta consulta” y adelantó que los resultados de esa votación podrían darse a conocer en horas de esta noche.

Aguilar aseguró que las diferencias de interpretación de los estatutos “no existen” ya que “es bastante claro cuál es el ente facultado para citar a una asamblea nacional”.

“Nuestra organización es una organización seria, no es ‘Gajardo F.C.’ Esta es una organización de profesores que se rige por sus normas y que tiene órganos colegiados, y el directorio nacional es uno de ellos. Al presidente nacional le corresponde implementar los acuerdos del directorio, no es el dueño de la organización”, argumentó el prosecretario.