A través de un comunicado público, el Sindicato Unificado de Metro que agrupa a gran parte de sus trabajadores se declaró en alerta y no descarta iniciar un proceso de movilizaciones “si la empresa mantiene su actitud pasiva” frente a las demandas plateadas al directorio.

IMG-20150727-WA0004

“El Sindicato Unificado de Metro, tras exponer en las distintas mesas de trabajo las falencias en infraestructura, higiene, seguridad y mal pago de remuneraciones, el día de ayer, se ha visto en la necesidad de solicitar al Presidente del directorio Rodrigo Azócar se pronuncie sobre las soluciones concretas a nuestras peticiones; ya no es posible pasar por alto las constantes vulneraciones a los procedimientos que comprometen la seguridad de trabajadores y usuarios”, declaran.

Ejemplos de las malas condiciones de seguridad, relatan, son los hechos ocurridos en marzo pasado, “donde fuimos testigos de cómo se movían 2 trenes con pasajeros en hora punta con las puertas liberadas (sin seguro), desde Estación Tobalaba hasta Universidad Católica, exponiendo a los pasajeros al riesgo de caer a las vías pudiendo tener consecuencias fatales”.

Además, aseguran, el pasado 24 de julio durante una avería a nivel de vías entre las estaciones San Pablo y Neptuno, la empresa “obligó a conductores en formación, a realizar servicios con pasajeros, esto sin haber completado a cabalidad el proceso de formación, más aún, asumen la conducción sin sus implementos de trabajo mínimos, como lo es la llave del tren (esencial para manipular equipo mecánico y de vías en caso de un desperfecto inesperado)”.

La agrupación denuncia una permanente desprolijidad de la administración de remuneraciones, pago de leyes sociales, horas extras, licencias médicas y jornadas laborales. Hasta ahora, el escenario a generado “una deuda hasta ahora indeterminada, que no ha sido re liquidada, y que al día de hoy no tiene fecha de solución“.

Frente a esto, los trabajadores del metro demandan:

“1.- Fin al hostigamiento y acoso laboral por parte de la gerencia de operaciones en contra de los trabajadores que han levantado la voz para denunciar.

2.- Exigimos la disponibilidad de servicios higiénicos que cumplan las normas, no aguantaremos más que trabajadores deban realizar sus necesidades biológicas en sus puestos de trabajo. 

3.- Nuevas políticas efectivas y concretas de salud laboral.

4.- Mayor seguridad de trabajadores y usuarios.

5.- El pago de los dineros adeudados y la corrección de la perversa estructura remuneracional”.

“Finalmente nos declaramos en Alerta y no descartamos movilizaciones si la empresa mantiene su actitud pasiva frente a tales demandas”, concluyen.

Comunicado Público SUM