rencaDurante el pasado martes, el secretario general de la Corporación de Educación de Renca, Sergio Barrera, confirmó que 33 profesores fueron despedidos tras el paro docente que casi alcanzó los dos meses. Según Barrera, los docentes fueron desvinculados debido a “graves incumplimientos en la asistencia”.

Los profesores, a través de un comunicado público, aseguraron que un total de 54 profesionales de la educación, incluyendo a 5 ingenieros que desarrollaban labores de aulas como docentes técnico-profesionales, se plegaron a la movilización convocada por el Colegio de Profesores durante la totalidad del paro.

“Ya el día lunes 27 del mes en curso, un número significativo de docentes movilizados retornó a sus labores en los distintos establecimientos, aun cuando la consulta nacional acerca de la continuidad del movimiento se realizaba durante la misma jornada, sin perjuicio de que otra parte del grupo decidió continuar en paro. Quienes retomaron sus labores se encontraron con los siguientes escenarios: algunos fueron impedidos de ingresar a sus colegios, otros marcaron su ingreso en el reloj control sin tener efecto alguno, lo que implica que se encuentran desenrolados y otros fueron informados verbalmente por directivos de los establecimientos que habían sido cesados de sus funciones. Debido a esto, 33 profesores fueron despedidos por parte de la Corporación Municipal de Educación de Renca“, señalaron.

Los docentes recalcaron que la medida es ilegal, poniendo en duda la presentación de una investigación sumaria que hoy los acusa y que fue desestimada por irregularidades de la misma Municipalidad de Renca. Además, dan cuenta de una “breve investigación” por incumplimiento grave de funciones que fue entregada por procedimiento irregular, en este caso, del uso de la carta certificada que, para algunos docentes, ni siquiera fue entregada, lo que impidió contar con tiempo para presentar sus descargos.

Además, señalan, en una reunión entre dirigentes del Colegio de Profesores, el mismo Sergio Barrera les “aseguró que no existirían despidos, reemplazos, descuentos ni alguna otra medida persecutoria en contra de los docentes en paro”.

“Los docentes que realizaron declaraciones en cuanto a ambas investigaciones fueron interrogados no por sus ausencias, si no que por sus actividades y las de otros docentes en relación a las movilizaciones”, argumentaron. Además, señalan, en una reunión entre dirigentes del Colegio de Profesores, el mismo Sergio Barrera les “aseguró que no existirían despidos, reemplazos, descuentos ni alguna otra medida persecutoria en contra de los docentes en paro, lo que se contradice con los hechos y con las declaraciones que emitió a distintos medios de comunicación, en las que indicó que los docentes fuimos informados por escrito de nuestros despidos a partir del día lunes 20 de julio del presente año”.

Los profesores despedidos recordaron que el secretario general de la Corporación expresó, a través de los medios, que la razón de los despidos se debe a la participación de los docentes en el paro, aunque de manera legal se haya hecho referencia a ausencias reiteradas. Además, se le solicitó a los estudiantes, en el caso específico del Instituto Cumbre de Cóndores Poniente, no intervenir.

Los 33 profesores despedidos ya iniciaron las acciones legales correspondientes, asegurando que reafirman su compromiso con la educación pública, “refrendado en la lucha que hemos llevado a cabo durante dos meses ya, frente al imperioso avance de la educación mercantilista y de la represión del gobierno y de la Municipalidad en la que, incluso, algunos de nosotros han dado tres décadas de servicio y más. Invitamos a todos a informarse y a seguir un principio básico: los profesores actuamos con la verdad, con la justicia y con aquello que consideramos justo”.