la cooperativaDurante agosto, los editores independientes agrupados en la Cooperativa Editores de La Furia, darán inicio a un ambicioso proyecto gestado a la luz de la organización y las ausencias de políticas concretas para la democratización del acceso al libro en Chile. La librería-café, ya instalada en una casona ubicada en Santa Isabel con Salvador, es la realización de una idea que desde hace años viene dando vuelta en las discusiones de libreros, escritores y editores organizados.

Cerca de 30 editoriales han participado de la confección de la iniciativa, que en la Cooperativa reúne a editores que ya han alcanzado un espacio importante dentro del circuito independiente, como Cuneta, La Pollera, Das Kapital, Eleuterio y Ceibo.

“Se llamará librería La Cooperativa, donde se van a distribuir los títulos de nuestras editoriales, además de otras editoriales independientes. Nos interesa ser un espacio donde se realicen eventos, lecturas y el libro pueda estar a un precio más accesible”, explica Diego Mellado, de la editorial anarquista Eleuterio en conversación con eldesconcierto.cl, que ya publicó dos títulos recientemente.

El proyecto va de la mano de políticas impulsadas por los editores independientes, como la idea de que los libros lleven impresos sus precios, ya sea en la tapa o en el interior, como se realiza en países como España. Los planteamientos configuran una nueva forma de pensar el acceso al libro, no necesariamente de la mano de las demandas contra el IVA, que favorecen principalmente a las grandes casas editoriales.

la cooperativa“Nos interesa instalar políticas donde el libro sea distinto a cualquier bien comercial o de mercado, y que sea más bien considerado como un bien cultural”, apunta Mellado. En la nueva librería-café, además, se buscará que los libros escapen de las dinámicas de la oferta y el descuento, como se ha buscado fomentar la lectura en algunas librerías o espacios comerciales.

“Creemos que la librería va a permitir tener precios más accesibles, hacer actividades en torno al libro e instalar temáticas urgentes al respecto. También tendrá un salón de lectura donde se van a realizar talleres, exhibición de películas, además de lanzamientos y lecturas junto a escritores. Va a ser un espacio de encuentro, reunión e impulso de nuevas políticas del libro en Chile”, sentencia el editor de Eleuterio.

Convencidos de la necesidad de articularse y convertirse, a la vez, en agentes culturales de cambio, los actores de La Furia buscan potenciar la organización independiente del sector y promover los asuntos urgentes que han sido ignorados por el Ejecutivo en materia de democratización del acceso al libro en Chile, tal como explica Mellado: “Ya es tiempo de no esperar tanto y nosotros mismos comenzar a realizar estos cambios que nos parecen urgentes”.