confechEn un día clave para la votación del proyecto que despenaliza el aborto en tres causales en el Parlamento, la Confech hizo un llamado a aprobar la iniciativa, recordando que la idea es recuperar un derecho arrebatado en dictadura. 

“Esta lucha es acompañada por un sinnúmero de otras que solo buscan hacer de nuestro país uno en donde las demandas de las mayorías sean acogidas y representadas, uno en donde la dignidad de todas y todos esté por sobre los intereses mezquinos de esa élite que busca perpetuar la desigualdad y la exclusión de los sectores subordinados a este modelo”, sentenciaron.

Además, recordaron que en el Chile actual, día a día, miles de abortos clandestinos se llevan a cabo y que son precisamente las mujeres carentes de recursos quienes arriesgan su vida, así como su salud física y mental, por concretar un aborto clandestino.

“Urge que al igual que el conflicto educacional, el debate respecto del aborto sea abordado como un problema político”.

En tanto, rechazaron el giro conservador que ha tomado el debate y el rol jugado por la DC en el aplazamiento de la discusión, enfatizando que las mujeres no pueden seguir esperando voluntad política: “Urge que al igual que el conflicto educacional, el debate respecto del aborto sea abordado como un problema político, un problema que debe ser subsanado entendiendo que las mujeres tenemos derecho a la vida, pero a una vida digna y soberana”.

Los estudiantes recordaron que son los mismos sectores conservadores los que mantienen pendiendo de un hilo la aprobación del aborto en causal de violación, iniciativa que es rechazada por integrantes de la falange pese a que éste fue un compromiso adquirido por Bachelet durante su campaña.

“Por lo mismo, como CONFECh hacemos un llamado a legislar con y para Chile, tenemos la oportunidad de avanzar en lo que a derechos respecta. Es nuestro deber pujar por este proyecto para que ninguna mujer deba seguir adelante con un embarazo que amenaza su vida, para que ninguna deba llevar a término un embarazo inviable, así como también para que ninguna niña o mujer violentada sexualmente sea obligada a ser madre”, finalizaron.