A. PORTADA_Corbalán_El dueño de la noche

Una nueva investigación periodística de los oscuros años de la dictadura encabezada por Augusto Pinochet será lanzado este miércoles en el Teatro Cinema, ubicado en Ernesto Pinto Lagarrigue 179, en pleno barrio Bellavista.

El libro, obra de los periodistas Daniel Campusano, Felipe Robledo, Constanza González, y Macarena Chinnir, pertenece a la Colección Investigación Periodística de Ceibo Ediciones y será presentado por el también periodista Javier Rebolledo -autor de La danza de los cuervos y El despertar de los cuervos-, y del abogado especializado en Derechos Humanos, Nelson Caucoto -coautor del libro La Noche de los Corvos, sobre el caso degollados-.

La investigación devela aspectos de la relación que tuvo Álvaro Corbalán, con el mundo del espectáculo y la televisión. El ex agente CNI, que actualmente cumple pena en el penal Punta Peuco, condenado por algunos de los más siniestros crímenes de la dictadura militar, entre ellos el asesinato del dirigente sindical, Tucapel Jiménez.

“Álvaro Corbalán, dueño de la noche” reúne el testimonio de 54 entrevistados, protagonistas y testigos del vínculo entre efectivos de la CNI y el mundo artístico y de la farándula de los años ‘80.

Entre ellos, se cuenta la relación que mantenía Corbalán con la vedette española María José Nieto, conocida como “Maripepa”, con quien desfilaba entre los pubs más visitados por la incipiente farándula criolla.

La investigación da cuenta además de cómo Corbalán, quien llegó a estar a cargo de la seguridad del Festival de Viña del Mar, se convirtió en protagonista de innumerables parrandas en los lugares más cotizados de la época, como el Confetti –propiedad del esposo de Patricia Maldonado, Jorge Pino– y el Rodizzio, por ejemplo.

Otro de los aspectos que aborda la investigación es la existencia de la Brigada Rosa, conformada por un grupo de atractivas mujeres del ambiente que prestaban servicios de inteligencia, y que supuestamente seducían a personas del mundo del espectáculo con el objetivo de averiguar quiénes eran detractores de la dictadura. Uno de los nombres que más resaltaba entre ellas era, según datos consignados en la investigación, el de Raquel Argandoña.