amorEl testimonio de una de las jóvenes lesbianas que, en Perú, son víctimas de las llamadas ‘violaciones correctivas’ ha impresionado a todo el mundo. En el país vecino, han salido a la luz denuncias que señalan que algunas mujeres son castigadas y obligadas a tener relaciones sexuales con hombres para “curar” su condición lésbica.

“Quería ‘curarme’ a la fuerza. Lo entendí así pues me decía que no estaba bien ‘ser como eres’ y que ‘una mujer que llora por otra, no es correcto’. Nunca más quise saber de él. Tenía miedo, mucho miedo”, resume una de las víctimas, violada por un vecino y amigo de la familia. La joven aseguró que el hecho ocurrió “mientras estaba llorando en mi cama, sola, la puerta estaba sin seguro, así que entró. Se acercó a mi cama y me preguntó si estaba bien. Le contesté que sí, que vaya a la sala, que me alistaba en un momento. El resto es historia”. Su experiencia terminó, además, en un embarazo.

lesbianas perúSegún consigna Eldiario.es, se trata de situaciones de violencia sexual que van desde tocaciones a violaciones en los casos más extremos. Al respecto, los especialistas han señalado que estos castigos correctivos causan daños físicos y psicológicos irreversibles en las víctimas y que incluso pueden terminar provocando el suicidio. 

Además, hay otros problemas: este tipo de abusos no suelen ser denunciados, con un porcentaje de 5% de denuncias en total, sin conocer el total de castigos correctivos.  “En radio Yaraví, dos conductores de un programa narraron cómo una persona conocida había contratado a un hombre para violar a su hija lesbiana. Ella tuvo un hijo y, según ellos, logró curarse. Entre burlas y risas, comentaron sobre este delito que ha quedado impune”, relató una joven lesbiana de Arequipa en otro de los testimonios recogidos en el Informe sobre Derechos Humanos de Personas Trans, Lesbianas, Gays y Bisexuales en el Perú 2014 – 2015.

Para los colectivos en defensa de los derechos de la comunidad LGTBI, las mujeres lesbianas viven expuestas en Perú a repetidas amenazas y violencia. En tanto, el Estado peruano no contempla una ley que proteja su integridad, mientras que en 2013, el Congreso rechazó la idea de tipificar los crímenes de odio en contra de homosexuales. Por ahora, activistas y organizaciones internacionales en defensa de los DD.HH reiteran su preocupación por la impunidad ante los ataques homofóbicos y la propia indiferencia del Estado.