ccu-600x250Finalmente se confirmó que la empresa perteneciente al grupo Luksic desistió del resistido proyecto de construir una planta en la comuna de Paine, tras el revés ambiental sufrido ante el Consejo de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana, que el 20 de mayo pasado rechazó la Declaración de Impacto Ambiental presentada por CCU.

Hoy, la filial Embotelladoras Chilenas Unidas informó del ingreso al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) de un nuevo proyecto, titulado “Embotelladora CCU Renca”, para lo cual presentó la respectiva Declaración de Impacto Ambiental, según informa Pulso.

El nuevo proyecto busca ampliar su capacidad productiva y logística de CCU, ante los cálculos de demanda futura en bebidas gaseosas, aguas saborizadas, néctares y bebidas deportivas.

Aunque los documentos del proyecto aún no están disponibles en el sitio del SEA la tarde de este viernes, a través del comunicado, la filial del grupo Luksic informó que proyecto busca construir una planta de bebidas analcohólicas, y que espera alcanzar una capacidad máxima de producción de 12,7 millones de hectolitros anuales,

Además, la iniciativa contempla un nuevo Centro de Distribución para almacenar y distribuir los productos elaborados por la compañía, con una capacidad de almacenamiento de 25.508 pallets.

Las nuevas instalaciones se emplazarán en un terreno de 53 hectáreas ubicado en la intersección de las autopistas Vespucio Norte y Costanera Norte, y comprende la actual planta de operaciones de CCU en Renca, instalada desde 1997.

El proyecto implica una inversión estimada de US$380 millones y su construcción comenzaría en 2016, en caso de conseguir dentro de plazos normales la Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

La empresa aseguró además que antes del ingreso de la DIA, se realizó un proceso de información a la comunidad sobre los aspectos generales del proyecto.