zolezziDesde hace más de un mes y medio, los estudiantes de la Universidad de Santiago se encuentran en estado de movilización exigiendo un proceso de democratización interna y acusando deficiencias en la gestión de los recursos. La paralización se suma a la reciente toma de la Casa Central de la institución, una señal de radicalización por parte de los universitarios y de fuerte crítica a la gestión de la rectoría.

En entrevista con eldesconcierto.cl, el rector de la Usach, Juan Manuel Zolezzi, respondió a los cuestionamientos de los estudiantes, asegurando que la ocupación que se lleva a cabo en la casa central es liderada por un grupo “que yo calculo que serán 100 ó 150 estudiantes” y que éstos se mantuvieron en paro un mes completo antes de enseñarles su petitorio.

“Nosotros les respondimos al otro día y después de eso se inició una mesa de negociación y funcionó hasta que llegamos a un momento en que ellos, dadas las circunstancias que operaron en la mesa, nos hicieron imposible continuar, por el trato dado a los integrantes de la mesa y a rectoría”, señaló.

Juan Manuel Zolezzi: “Esta es la universidad más democrática que existe en Chile, compare con las otras”

Según Zolezzi, los universitarios irrumpieron dos veces en Casa Central, una vez mientras se desarrollaba la mesa negociadora y la última ocasión fue para la ocupación del lugar. “Yo supongo que el que entra violentamente a un lugar donde está reunida una mesa, la quiebra”, declara, apuntando a la versión de los estudiantes, que lo acusan de ser responsable del quiebre del diálogo.

Además, el rector rechazó haberse comprometido a no reiniciar las clases hasta la resolución del conflicto, recalcando que “les dijimos a ellos que no íbamos a negociar si no se reiniciaban las clases” y enfrentó la demanda por democratización interna: “Esta es la universidad más democrática que existe en Chile, compare con las otras. Tenemos participación en todos los cuerpos colegiados, Consejo Académico, consejo de departamentos… quizás no todos, pero sí un numero significativo”.

“NOSOTROS TAMBIÉN FUIMOS ESTAFADOS”

toma cc usachPara los estudiantes, los cuestionamientos hacia la transparencia y forma de administración actual de la universidad se desataron luego de que Ciper Chile revelara una serie de irregularidades en un contrato por 10 mil millones de pesos con una empresa española, con el objetivo de construir un nuevo edificio docente.

Las investigaciones pusieron en evidencia las coimas y el lobby que Isolux Corsán realizó ante diversas autoridades para obtener millonarias licitaciones, lo que terminó con la cancelación del contrato por parte de la Usach y con la presentación de una querella por el delito de fraude al Fisco y cohecho, ante el Sexto Juzgado de Garantía, además de una denuncia ante la Fiscalía Nacional Económica por posible colusión.

“Los estudiantes no han entendido lo que ha hecho esta universidad y lo que ha avanzado en democratización. Y lo peor es que pueden sacrificar y echar a perder lo poco de bueno que tengamos”.

Hoy, el caso sigue en manos de la Justicia, pero las desconfianzas se han extendido en la comunidad educativa, algo que Zolezzi rechaza tajantemente. “¿Pero por qué mezclar cosas económicas con cosas políticas? Eso está en manos de la Justicia. Nosotros no estamos construyendo, no somos la empresa que se robó la plata ni mucho menos. Nosotros abrimos la licitación porque estos procesos hay que abrirlos algún día y hay gente que está dedicada a ese tipo de cosas, pero quienes cometieron algo están fuera de la universidad. Así como el MOP fue estafado 4 veces por empresas españolas, nosotros también fuimos estafados y solo una vez, pero fuimos estafados”, señala.

El  rector de la Usach enfatizó que esperan encontrar una pronta solución para el conflicto, “pero en condiciones normales. No se puede dialogar si están todos los días golpeando los vidrios o diciéndote garabatos”.

Además, cuestionó las exigencias de los estudiantes en materia de democratización, señalando que “En la universidad lamentablemente no somos todos iguales. El sistema es simple, pero hay que buscar si el verdadero problema está acá o allá. Yo creo que los estudiantes no han entendido lo que ha hecho esta universidad y lo que ha avanzado en democratización. Y lo peor es que pueden sacrificar y echar a perder lo poco de bueno que tengamos”.

LA VOZ DE LA FEUSACH: “LA RECTORÍA NO ENTIENDE LO PÚBLICA QUE DEBE SER UNA UNIVERSIDAD”

4-marta-matamalaPor su parte, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago, Marta Matamala, señaló que este proceso de movilización se inició con la entrega de un petitorio interno a rectoría, y que la negociación se ha visto entrampada “en la mesa de democratización, uno de los puntos más centrales de nuestro petitorio y que tiene que ver con la forma en que se administra y gobierna en nuestra universidad”.

Desde la visión de la dirigenta, es rectoría la responsable del quiebre de la mesa y el aumento del conflicto en las últimas semanas, sumado al hecho de que “rectoría violó el acuerdo de no llamar a iniciar clases hasta resolver la discusión. Llamó a clases y lo que ocurrió es que nuestros compañeros decidieron tomarse la casa central”.

Matamala asegura que cuentan con el apoyo de la comunidad educativa, asegurando que han construido su petitorio en asociación con el resto de los actores y que “creemos que esta es una lucha triestamental”. Además, enfatizan que la democratización de las instituciones podría ser un requisito importante para acceder a fondos públicos, tal como ha propuesto el Mineduc hasta ahora, un tema que sigue en discusión entre los rectores de diversas casas de estudio.

Marta Matamala: “La rectoría de la Usach no entiende lo pública que debe ser una universidad para dar espacio a nuestras decisiones”.

“La rectoría de la Usach no entiende lo pública que debe ser una universidad para dar espacio a nuestras decisiones”, enfatizó la presidenta de la Feusach. “Sabemos que hay rectores más conservadores e instituciones donde la democracia es más complicada, pero eso no nos impide querer avanzar mucho más y exigir que los mínimos de participación tienen que ser más altos. Si hablamos de ser la segunda universidad pública y estatal de todo Chile, con una comunidad de aproximadamente 25 mil personas, aquí lo que corresponde es dar muestra de lo público y la calidad de la que estamos hablando“, argumentó.

De cara a una posible solución del conflicto, la dirigenta recuerda que “tal como él (Zolezzi) rompió la mesa negociadora, debe ser quien de los primeros pasos para solucionar el conflicto. No nos gusta estar sin clases pero tampoco nos gusta ver cómo se toman decisiones arbitrarias ni se concentra el poder en 600 académicos de esta comunidad de miles de personas”.

Durante este viernes terminan las dos semanas de marcha blanca acordadas entre estudiantes y la rectoría para el inicio del semestre en caso de lograr acuerdo en la negociación. Por ello, en contra de la voluntad de los estudiantes, desde el próximo lunes se contempla la reanudación de todas las actividades académicas, incluidas las evaluaciones. “Pedimos el cese de la hostilidad y amenazas de rectoría para retomar el diálogo”, recalcó Matamala.